Región:
Estados Unidos
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados

Coronavirus en EEUU: Desabastecimiento en los supermercados de Miami

  • Coronavirus: Desabastecimiento de productos esenciales en comercios de Miami. Foto: Jorge Gavioli
    Entre los principales faltantes están el alcohol y el agua potable, por lo cual se ha dado la recomendación de un lavado de manos profundo con jabón líquido. Coronavirus: Desabastecimiento de productos esenciales en comercios de Miami. Foto: Jorge Gavioli
  • Coronavirus: Desabastecimiento de productos esenciales en comercios de Miami. Foto: Jorge Gavioli
    Entre los principales faltantes están el alcohol y el agua potable, por lo cual se ha dado la recomendación de un lavado de manos profundo con jabón líquido. Coronavirus: Desabastecimiento de productos esenciales en comercios de Miami. Foto: Jorge Gavioli
Región:
Estados Unidos
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Jorge Gavioli
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

La llegada del coronavirus a Estados Unidos ha generado un temor en la población que se traduce en desabastecimiento de los supermercados y minoristas de algunos productos.

Los principales supermercados de Miami y el sur del estado de Florida abren sus puertas bien temprano y pasado el mediodía vendieron todos los productos. 

Recién en la madrugada se lleva adelante el abastecimiento, para nuevamente abrir cerca de las 6 de la mañana.

Entre los principales faltantes están el alcohol y el agua potable, por lo cual se ha dado la recomendación de un lavado de manos profundo con jabón líquido.

La llegada del coronavirus a Estados Unidos ha generado un temor en la población que se traduce en desabastecimiento de los supermercados y minoristas de algunos productos.

La Casa Blanca insta a los estadounidenses a no atesorar a medida que aumenta el número de muertos por coronavirus.

Con muchos estantes de tiendas despojados de papel higiénico, agua y otros artículos esenciales, la Casa Blanca hizo un llamamiento a los estadounidenses para que no atesoren a medida que se propaga el coronavirus, asegurándoles que las cadenas de suministro de comestibles eran fuertes.