Región:
Mundo
Categoría:
Política

El Gobierno español marco distancia de la visita de Zapatero a Maduro en Caracas

  • El Gobierno español marco distancia de la visita de Zapatero a Maduro en Caracas
    El viaje del expresidente fue a título personal y sin "mandato alguno", informó la cancillería española. El Gobierno español marco distancia de la visita de Zapatero a Maduro en Caracas

El viaje del expresidente fue a título personal y sin "mandato alguno", informó la cancillería española.

El Gobierno marcó  distancia con el viaje de José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas, donde el expresidente mantuvo un encuentro con Nicolás Maduro en la sede del Ejecutivo de Venezuela al que asistieron también otros dirigentes chavistas como Delcy y Jorge Rodríguez. 
Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Rodríguez Zapatero viaja estrictamente en su condición de ciudadano particular, sin ostentar ningún cargo de representación y sin responder a mandato alguno del Gabinete de Pedro Sánchez.

No es la primera vez que el Ejecutivo se pronuncia para dejar claro que Zapatero no actúa bajo solicitud de la diplomacia española. En su último desplazamiento a Venezuela, en marzo del año pasado, Exteriores ya rechazó tener conocimiento del motivo del viaje y que respondiera a una petición del Gobierno. El entonces ministro Josep Borrell negó estar al tanto de las gestiones del expresidente o del resultado de las mismas. En esta ocasión, además, la visita se produce tras la controversia por el encuentro en Barajas el 13 de enero entre el titular de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, sobre quien pesan sanciones que le prohíben pisar el suelo europeo.

El exjefe del Ejecutivo comenzó en 2016 a ejercer labores de mediación en Venezuela

En realidad, son ya 39 las ocasiones en las que Zapatero, que en 2016 comenzó a ejercer labores de intermediación entre el Gobierno de Venezuela y la oposición, ha visitado el país. Por ahora, sin embargo, todos los movimientos han conducido a la frustración, y en algunos sectores contrarios al régimen chavista han llegado a considerar al expresidente una figura próxima a los postulados oficiales.

En España, su posición política a favor del diálogo también ha sido en los últimos tiempos motivo de polémica. Así sucedió después de que Juan Guaidó, reconocido también por el Gobierno de Sánchez como presidente encargado de Venezuela, fuera recibido en enero por la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y no por el propio Sánchez en su gira internacional.