Región:
América
Categoría:
Política

Bolivia: Un mes de crisis, 23 muertos y acusaciones cruzadas

  • Bolivia: un mes de crisis, 23 muertos y acusaciones cruzadas
    Evo Morales dice: "Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia" Bolivia: un mes de crisis, 23 muertos y acusaciones cruzadas

El gabinete de Áñez choca de lleno con el plan de Morales de mantener la lucha hasta conseguir su regreso, y tampoco avanza en la convocatoria de elecciones urgentes que requiere el país. En tanto, Evo Morales dice: "Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia"

El expresidente de Bolivia Evo Morales tiene "mucho miedo" a que la actual crisis, con al menos una veintena de muertos, desemboque en una guerra civil por lo que apela al "diálogo nacional" y a que sus seguidores no se dejen llevar por la violencia.

En una entrevista con Efe, Morales reclamó este domingo un "gran diálogo nacional" como única manera de acabar con la violencia y abrió la puerta a la mediación internacional con presencia de la ONU, la Unión Europea o la Iglesia Católica.

Por su parte, Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia, dijo que Morales es el verdadero responsable de la crisis que detonó su renuncia tras las elecciones señaladas de fraudulentas y sostiene que el exmandatario debe volver al país para rendir cuentas ante la justicia.

No habían pasado ni 24 horas de la partida de Morales rumbo a México para iniciar una nueva vida como asilado político cuando Jeanine Áñez, una senadora contraria a él, juró como presidenta interina.

Y la primera señal que mandó su flamante ministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue señalar que iba a cazar a las autoridades del gobierno saliente que seguían incitando las protestas en las calles del país.

"Inmediatamente me ponga en reunión con la policía voy a dar las instrucciones necesarias. Vamos a ir a la cacería de Juan Ramón Quintana", dijo la autoridad en referencia a quien fue el ministro de la Presidencia de Morales.

Evo Morales, asilado en México, calificó a Áñez como "presidenta autoproclamada".

Arturo Murillo, uno de los detractores de Morales desde el primer día que llegó al gobierno, añadió que Quintana "no será el único y les vamos a aplicar todo el rigor de la ley".

"Vamos a ajustar las cuentas. No es venganza, es justicia", señala a BBC Mundo Rafael Quispe, diputado y líder indígena crítico con Evo Morales.

El parlamentario, quien en los primeros años del mandato del expresidente fue su aliado, resalta que en los últimos tiempos fue enjuiciado 20 veces por el gobierno saliente.

"Nos han perseguido a quienes éramos opositores, en cambio de ellos ningún juicio ha llegado a su fin porque controlaban la justicia", indica el líder indígena.

BBC - EFE