Región:
España
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques

Goyo Prados, la voz de la radio que cautiva a miles de oyentes con sus tertulias de opinión y debate de la actualidad 

  • Goyo Prados, la voz de la radio que cautiva a miles de oyentes con sus tertulias de opinión y debate de la actualidad 
    El periodista Goyo Prados se ha ganado el reconocimiento y el afecto de los miles de oyentes que lo siguen fielmente en las tertulias radiales de su programa “Son 4 días” Goyo Prados, la voz de la radio que cautiva a miles de oyentes con sus tertulias de opinión y debate de la actualidad 
Región:
España
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Héctor Heredia @hectorheredia33
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

ABCMundial.com entrevistó a Goyo Prados quien se abrió al diálogo para contar cómo surgió en su vida la pasión por el periodismo  y cuáles son los sentimientos que corren por su cuerpo cada vez que conduce su exitoso programa.

 

El periodista Goyo Prados se ha ganado el reconocimiento y el afecto de los miles de oyentes que lo siguen fielmente en las tertulias radiales de su programa “Son 4 días”, que se emite todos los sábados y domingos por la  Radio 4 de Cataluña, integrada a la RNE (Radio Nacional de España). 

Prados abrazó el periodismo cuando era niño, un día de Reyes, cuando llegaron para él y para sus hermanos, unos transistores de regalo que cambiaron su vida para siempre. “Aquel día se me abrió un mundo nuevo porque descubrí la radio…”, revela el periodista, sentado frente a un micrófono en el estudio de la emisora donde trabaja en Barcelona.

Aquel episodio de su infancia fue determinante, a tal punto que el hábito de escuchar la radio se instaló en su vida apasionadamente. Era tan fuerte el sentimiento de atracción que se iba a dormir escuchando la radio y se despertaba también oyendo las voces que salían de ese mágico aparato que rigurosamente colocaba debajo de la almohada de su cama.  

ABCMundial.com entrevistó a Goyo Prados quien se abrió al diálogo para contar cómo surgió en su vida la pasión por el periodismo  y cuáles son los sentimientos que corren por su cuerpo cada vez que conduce su exitoso programa.

- Cuando fuiste niño y escuchabas la radio, ¿Pensabas en ser periodista?
-  La verdad que nunca me lo imaginé. Yo pertenezco a una familia de juristas. Mi padre era abogado y mi abuelo paterno era juez, en 1936, en plena época del franquismo, él era de aquellos que firmaban las sentencias de muerte del régimen. Todo parecía indicar que en una familia de juristas yo debía continuar la tradición familiar, pero me interesaban otras cosas. Por eso, a los 14 años, pacté con mi padre que me ponía a trabajar al mismo tiempo que estudiaba. Y entonces comencé a trabajar en un despacho de un Procurador de los Tribunales. Allí fui ascendiendo hasta llegar a ser Oficial de Procurador de los Tribunales.

-¿ Y cómo apareció el periodismo en tu vida?
-  Nunca me lo había planteado hasta cuando cumplí 22  años debido a que me sucedieron cosas que me fueron animando.  Todo surgió después de haber hecho el  servicio militar donde tuve  como compañero  en el mismo cuartel a un muchacho que trabajaba en Los Cuarenta Principales, en la radio de  Oviedo. Como a mí me gustaba mucho la música le pedía que presentara temas musicales como si estuviésemos  haciendo un programa de radio . Por otro lado,  yo veraneaba habitualmente  en un municipio que se encuentra cerca de Barcelona, que se llama Begues. Allí con un grupo de chavales se nos ocurrió la  idea  de crear una radio y la  montamos con componentes electrónicos que compramos por correo. La radio era pequeña y tenía un alcance de tan solo 50 metros, pero era  nuestra y trabajábamos en ella. 

- Y después de esa experiencia, ¿Qué pasó?
- Por aquella época seguía trabajando en el despacho del Procurador y me enteré de que muy cerca de allí  funcionaba  la primera escuela oficial de radio por lo que entonces fui a preguntar qué necesitaba para aprender  y me dijeron que solo tenía que apuntarme, y eso fue lo que hice...y ¡acá estoy! ( enfatiza con una amplia sonrisa)

- ¿Cuántos años tenías cuando comenzaste a trabajar profesionalmente?
- Yo me dediqué profesionalmente a la radio cuando cumplí  25 años, cuando dejé el puesto en el despacho de Procuradores. Ya, a esa edad, estaba trabajando los fines de semana en radio Castelldefels haciendo un magazine. Luego surgió allí mismo otra oportunidad cuando el locutor principal de las mañanas dejó la radio para ir a una más importante en  Mallorca y me ofrecieron reemplazarlo. A partir de aquel momento hice de todo en el periodismo porque no sólo trabajé en la radio, sino que también hice televisión, redacté notas de prensa, realicé informes en consultorías y hasta dí clases. Realmente tuve todas las experiencias profesionales. 

-¿Qué significa la radio para ti?
-¡ Es todo! ( contesta sin meditar la respuesta). Sé que todos los que nos dedicamos a esto decimos lo mismo, pero es cierto.

-¿Qué sensaciones tienes cuando estás enfrente de un micrófono?
-  En los primeros años  de mi carrera  cuando se encendía la luz roja, indicando que estaba en el aire, realmente sentía muchos nervios. Me invadía una sensación de miedo a hacerlo mal, a no ser coherente con lo que decía, de no saber enviar el mensaje, de no saber ordenar las palabras en la cabeza para luego largarlas a través del micrófono.
Actualmente es como si estuviera en el comedor de mi casa, con la misma comodidad y tranquilidad. 

- ¿Cómo definirías a tu programa? 
-Es un programa que refleja mucho mi personalidad, es un programa amable, de actualidad donde no falta el humor, donde entra la opinión,  donde hay lugar para la entrevista desenfadada y también para  la que es muy seria . Es un programa creado por mí que refleja como soy y que lleva mi sello como todos los programas que he realizado en mi vida. 

-¿Cuáles son tus valores a la hora de encarar la profesión?
- Primero la honestidad, eso es indispensable,  y segundo,  el respeto por la audiencia,  por  nosotros mismos y por  la profesión. Por eso, en  ninguna de las tertulias que yo dirijo  va a haber gritos o  va a haber insultos. 
Además, no tenemos que engañar ni manipular a los oyentes (se pone serio). Tenemos que informar, tenemos que ser objetivos y no subjetivos. Y siempre aportar pluralidad de voces y opiniones. 

-¿Piensas a veces en el poder que te otorga llegar con tu voz a tanta gente?
- No lo quiero ni pensar…(se lleva sus manos a la cabeza) Todavía me sorprendo cuando sé que mi voz viaja en los coches cuando los conductores encienden nuestra radio o llega a los hogares de tanta gente que nos sigue todos los fines de semana. 

-¿Qué es lo que más te sorprende? 
-Me llegan mensajes de personas que me cuentan que me escuchan mientras están limpiando sus casas; otras que lo hacen mientras están almorzando, o reunidos en familia. Estar acompañándolos es verdaderamente muy fuerte. 

-Además internet, ¿te ha dado la posibilidad de incrementar la audiencia?
- Sí, llegamos a muchas más personas de las que imaginamos. Hay una cantidad enorme de oyentes que nos siguen  por internet desde cualquier parte del mundo. Como nuestro programa es bilingüe (es en catalán y en castellano) nos llegan mensajes de personas que nos escuchan de América del Sur y de Hispanoamérica, en general, y también tenemos mucha audiencia en el centro de Europa, incluso en otras partes lejanas, como Australia. 
Hay quienes nos siguen en vivo y otros que descargan los  podcasts de los programas ya emitidos. 

-¿Quiénes componen tu equipo?
- Estoy acompañado por Luis Miguel Mendizábal quien se encarga de la tarea de producción y de guiones. Es un excelente redactor que viene de la prensa escrita, un profesional de raza, con muchos años de experiencia.. El equipo se complementa con la periodista, Irene Desumbila. Ella es periodista y lleva buena parte del peso del programa porque hace dos secciones muy potentes; una que contiene una entrevista,  que se hace los domingos por la mañana,  y otra de música que se desarrolla los sábados cuando se realizan los conciertos y entonces  entrevista  a los músicos que tocan durante esas jornadas. 
Nuestro grupo de trabajo también tiene a Paula Ginés, que es una estudiante que está trabajando con nosotros hace dos años. Entre todos debatimos ideas y propuestas  de temas para el programa y luego decidimos lo que nos parece mejor. Lo importante es que tenemos un equipo en el que todos nos escuchamos. 

-  Por último, ¿Qué le dirías a quienes te escuchan semanalmente?
- Que estoy muy agradecido. Que les agradezco mucho  por escucharme todos los fines de semana porque realmente me hacen muy feliz. La verdad es que soy feliz cada vez que vengo a la radio y si encima hago  feliz a alguien, aunque sea un poco, eso  tiene un valor incalculable… (concluye con la misma alegría que sintió aquel día de Reyes cuando descubrió su vocación de vida )