Región:
Europa
Categoría:
Sociedad

Algunos países de Europa piden el “pasaporte Covid” hasta para entrar a un bar

  • Algunos países de Europa piden el “pasaporte Covid” hasta para entrar a un bar
    El certificado no será necesario para consumir en la barra ni en las terrazas. Algunos países de Europa piden el “pasaporte Covid” hasta para entrar a un bar

A partir del 6 agosto será obligatorio en Italia mostrar el certificado sanitario antes de sentarse a la mesa en un bar o un restaurante, pero también si se va a un cine, un teatro, estadio o concierto

 

Cada vez más países en Europa están optando por imponer el certificado covid para muchos actos corrientes de la vida social, incluso a la hora de tomar algo en un bar o un restaurante o utilizar un medio de transporte de largo recorrido.

La Asamblea francesa aprobó esta madrugada en primera lectura el proyecto de ley para la utilización obligatoria de este certificado en algunos actos sociales y que también obliga a vacunarse al personal sanitario y a todos los profesionales que tratan cotidianamente con personas vulnerables.

La tramitación ahora pasa al senado y el el Ejecutivo del presidente Emmanuel Macron pretende que la aprobación definitiva se dé durante el fin de semana, para que su aplicación general tenga lugar desde comienzos de agosto, en plena temporada vacacional.

El Ejecutivo ya había impuesto el certificado sanitario desde el pasado miércoles en los cines, los teatros y todos los espectáculos culturales y deportivos que reúnen a más de 50 personas.

En agosto, si se cumplen los planes del Gobierno, se requerirá también para el transporte público de largo recorrido (autobuses, trenes, aviones y barcos), para tomar algo en un bar o un restaurante, pero también para hacer una visita a un hospital o una residencia de mayores.

Italia ha sido el último país europeo en decantarse por el pasaporte covid: a partir del 6 agosto será obligatorio mostrar el certificado sanitario antes de sentarse a la mesa en un bar o un restaurante, pero también si se va a un cine, un teatro, un estadio o un concierto.

El certificado no será necesario para consumir en la barra ni en las terrazas.

El primer ministro, Mario Draghi, señaló que de este modo "los italianos podrán seguir divirtiéndose con la garantía de encontrarse entre personas que no son contagiosas" y defendió el decreto como "una medida que da serenidad".

 

Desde el pasado día 16, en Grecia solo pueden acceder a los locales de hostelería y ocio las personas que demuestren mediante su pasaporte covid que han sido vacunadas o han pasado el coronavirus en los últimos seis meses. Aquellas que solo presenten una prueba negativa no podrán entrar.

Para atajar la expansión del virus, el Gobierno griego ha hecho obligatoria la vacuna para los trabajadores en las residencias de mayores y el personal sanitario, los primeros a partir de mediados de agosto, y los segundos en septiembre, y no se excluye que se extienda esta medida para los docentes.

 

El Gobierno británico planea introducir en Inglaterra la obligación de mostrar el certificado de vacunación en discotecas a partir de finales de septiembre, cuando se prevé que toda la población de más de 18 años habrá tenido la oportunidad de vacunarse.

De momento, solo "recomienda" a las empresas o comercios que acogen multitudes pedir ese "pasaporte" sanitario (carta o registro digital de la Sanidad pública), pero advierte de que podría legislar en el futuro para imponerlo en grandes eventos al aire libre, como festivales, conciertos, funciones de teatro o acontecimientos deportivos.

El Gobierno irlandés ha redactado una ley para permitir que bares y restaurantes sirvan a partir del próximo lunes en interiores a personas que presenten el certificado digital covid, con el que demuestran que están vacunados con la pauta completa.

Los responsables de los establecimientos hosteleros podrán verificar el cumplimiento de las normas a través de una aplicación móvil de código personal QR o con la versión impresa del certificado.

En Portugal, las zonas más castigadas mantienen el toque de queda entre las 23 y las 5 horas. Bares y restaurantes deben cerrar a las 22.30 y para acceder al interior es obligatorio presentar un certificado digital o un test negativo, aunque es posible consumir en las terrazas sin prueba alguna.

También los espectáculos culturales terminan a las 22.30; los eventos sociales como bodas y bautizos pueden celebrarse con la mitad del aforo y se permiten los deportes al aire libre.