Región:
EEUU
Categoría:
Sociedad

Campaña de vacunación contra el COVID-19 en las playas de Miami Beach

  • Campaña de vacunación contra el COVID-19 en las playas de Miami Beach
    Este domingo en las playas de Miami se aplican dosis de Johnson & Johnson hasta que se agoten Campaña de vacunación contra el COVID-19 en las playas de Miami Beach

Este domingo en las playas de Miami se aplican dosis de Johnson & Johnson hasta que se agoten

 

“Tendremos otro centro de vacunación contra el COVID este domingo 2 de mayo en 16th Street Beach (calle 16 y la playa) en la arena. Está ubicación tendrá vacunas de una dosis J&J y estará abierta desde las 10am a las 7pm, o hasta agotar existencias. Por favor compartan esta información”, anunció David Richardson, Comisionado de la ciudad de Miami Beach.

Solo hay que acercarse al lugar para aplicarse la dosis única de la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson. El requisito es tener más de 18 años, la edad autorizada por las autoridades sanitarias para recibir la inyección.

El objetivo, explicó Richardson, es atraer a los más jóvenes para que se vacunen, aunque las personas de todas las edades elegibles pueden recibir una vacuna. “Me entusiasma probar esto para ver si funciona, creo que habrá mucha gente joven”, se entusiasmó.

La idea es inmunizar a la mayor cantidad de personas posibles facilitando el acceso. Por eso, además de vacunar en supermercados, farmacias y centros comerciales, ahora la ciudad apuesta por estos centros “pop-up”, casi ambulantes, para sumar vacunados.

Las autoridades locales entendieron que cuanto más rápido quienes vivan o visiten Miami Beach estén vacunados, más pronto retornará la tan preciada normalidad que hace más de un año le arrebató al mundo el coronavirus. Por esa razón, proliferan todo tipo de estrategias.

Las encuestas han demostrado que las dudas sobre las vacunas han disminuido desde su lanzamiento, pero desde a Casa Blanca alientan ideas como las de Miami Beach para que vacunarse sea más fácil y más atractivo, particularmente para los estadounidenses más jóvenes que tienen menos riesgo de contraer la forma grave de la enfermedad y no sienten la misma urgencia que los adultos. Eso significa proporcionar incentivos y estímulo para vacunarse, así como reducir la fricción que rodea al proceso de vacunación.