Región:
Asia
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados

Taiwán: El ejemplo a seguir en el combate a la pandemia del coronavirus

  • Taiwán: El ejemplo a seguir en el combate a la pandemia del coronavirus
    Tsai Ing-wen visita el Centro Central de Comando Epidémico de Taiwán para la respuesta al coronavirus. Taiwán: El ejemplo a seguir en el combate a la pandemia del coronavirus
Región:
Asia
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Karina Giorgenello @karinagiorgenello
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El triunfo de Taiwán sobre el coronavirus lo indican sus estadísticas. Hubo 451 casos, de los cuales 440 se recuperaron y quedan solo 4 personas internadas. Fallecidos: 7 personas, mientras a nivel global hay alrededor de 14 millones de infectados y casi 600 mil muertos.

Las claves del éxito las explica el embajador de Taiwán en Argentina, Antonio Hsieh, pero podemos anticipar algunos puntos importantes. (ver VIDEO)

La intervención del precio de mascarillas hasta el monitoreo de personas en cuarentena. Este país de 24 millones de habitantes es modelo para todos los países, pese a estar excluida de los organismos de las Naciones Unidas.

En Taiwán la terapia médica de esta epidemia es gratis. Cada contagiado y los que están obligados a hacer cuarentena de 14 días reciben la ayuda pecuniaria de 30 dólares diarios y más recibe comidas gratis durante 14 días. Los que cuidan a sus parientes contagiados pueden solicitar esta ayuda.

Cada contagiado es numerado (sin nombre para conservar la privacidad) en que el ministerio de Salud. Se le hace una ficha médica para determinar el lugar de contagió. Cómo, cuándo, en qué lugar, así el resto de los ciudadanos saben cómo protegerse a través del informe que se brinda en la rueda de prensa del comando de control epidémico.

Sr. embajador Hsieh ¿Cuál es la clave del éxito de Taiwán en la lucha contra el Coronavirus?

Básicamente podemos enumerar 8 factores fudamentales. 
1. La experiencia con SARS.
2. El Centro Epidémico de Comando.
3. Acciones anticipadas y transparencia de las informaciones.
4. Buena distribución de los recursos.
5. Control de fronteras en tiempo adecuado
6. Tecnología médica de avanzada
7. Prevención de transmisión comunitaria
8. Sistema de salud con cobertura universal a todos los ciudadanos

La experiencia con SARS
 En marzo del 2003, Taiwán sufrió un brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por su sigla en inglés) –originado de la provincia de Guang-Dong en China— que afectó a 346 personas; de ellas, 73 murieron. La propagación del SARS dejó un saldo de 8,096 personas contagiadas en el mundo y entre ellas 774 muertas.
Taiwán aprendió del mencionado brote de SARS valiosas experiencias y reconoció el potencial de una crisis en etapa temprana de la propagación del coronavirus Covid-19, y a través del Centro Nacional de Comando de Salud, creado en el 2003 para hacer frente a nuevas crisis después del brote de SARS, se llevaron a cabo acciones preventivas en la isla.

 El Centro Epidémico de Comando
Cuando el 31 de diciembre de 2019 se confirmó por primera vez la información relativa a un nuevo brote de neumonía, ese mismo día Taiwán comenzó a aplicar la cuarentena a bordo de los vuelos directos procedentes de Wuhan. 
El día 2 de enero de 2020, Taiwán estableció un equipo de respuesta a la enfermedad.
Y el 20 de enero activó el Centro de Comando Central de Epidemias (CECC, siglas en inglés) como entidad gubernamental capaz de integrar eficazmente los recursos de varios ministerios y de dedicarse plenamente a la contención de la epidemia. 

Acciones anticipadas y transparencia de las informaciones
 Frente a esta pandemia, Taiwán ha actuado por adelantado. Nosotros sabíamos, un mes y medio antes que los otros países, de los primeros casos que estaban ocurriendo en China. Ya estábamos preparados desde entonces. 
Es importante, además, la difusión clara de las medidas, que sean transparentes y concisas. 
Todos los días a la misma hora, nuestro Ministro de la Salud informa los datos actualizados del avance de la pandemia en la rueda de prensa, sin ocultamiento y acepta todas las preguntas, con el objetivo de brindar las informaciones más acertadas y transparentes, para evitar que la incertidumbre genere las angustias y pánico a los ciudadanos.

Buena distribución de los recursos
 Y desde el 24 de enero prohibió la exportación de barbijos, para asegurar la provisión interna del país. Se formó una comisión nacional para crear nuevas líneas de producción, que se empezó a trabajar contra reloj alrededor del 20 de enero. En un mes se armaron 60 máquinas, en 92 líneas de producción. El 6 de febrero, Taiwán puso en marcha un sistema de racionamiento personalizado para la compra de mascarillas en las farmacias pertenecientes al NHI y en los organismos locales de salud pública. A ello añadió el 12 de marzo un sistema para realizar pedidos online de mascarillas, que permite a las personas recoger las mascarillas en las tiendas de 24 horas. Por otro lado y con el fin de evitar la escasez de mascarillas, se ha regulado la compra a un número de tres para los adultos y cinco para los niños a la semana. Estas solo pueden ser adquiridas en las farmacias y con la tarjeta de la seguridad social. 
Estas medidas nos han ayudado a lograr una asignación efectiva de los recursos limitados y a satisfacer las necesidades de salud, de prevención de epidemia, de las familias y de las industrias.
Barbijos de uso quirúrgico son buenas herramientas para reducir los contagios.
Desde fines de mayo, no solo pudimos cubrir las necesidades de todos los ciudadanos, sino pudimos ofrecer ayudas a otros países que están en situación crítica.

 Control de fronteras en tiempo adecuado
A pesar de su proximidad a China, y teniendo en cuenta que la enfermedad no conoce frontera, para enfrentar la amenaza de la epidemia de la COVID-19, Taiwán ha puesto en marcha planes dinámicos, incluyendo la cuarentena a bordo, la toma de temperatura, declaraciones de salud y una cuarentena domiciliaria de 14 días para aquellos pasajeros procedentes de ciudades con grave situación pandémica. 
Además, el gobierno integró datos del seguro nacional de salud con los datos de inmigración y aduanas. Esto ha permitido que el personal médico de primera línea identifique a pacientes sospechosos, después de examinar sus historiales de viaje.

Tecnología médica de avanzada
También desarrolló un programa que permite a las personas reportar historias de viaje y síntomas de enfermedad escaneando un código QR cuando llegan a Taiwán. Luego, los viajeros reciben un mensaje de texto con su estado de salud, lo que permite a los funcionarios de aduanas omitir pasajeros de bajo riesgo y centrarse en los pasajeros con un alto riesgo de infección por COVID-19. De esta manera, ha logrado una clasificación adecuada de los casos para facilitar la eficaz respuesta para los casos confirmados y sospechosos. 
En el caso de los que están en cuarentena o aislamiento en el hogar, el gobierno está trabajando con los operadores de telecomunicaciones para permitir el rastreo por GPS de sus ubicaciones. Los infractores de la cuarentena están sujetos a multas o a la localización obligatoria de acuerdo con las leyes y reglamentos pertinentes, a fin de evitar la transmisión.

Prevención de transmisión comunitaria
 Para evitar la transmisión comunitaria de Covid-19, Taiwán ha aumentado su capacidad de realizar pruebas de laboratorio, ampliado el alcance de su vigilancia e inspecciones según la evolución de la epidemia de Covid-19, al mismo tiempo, ha designado 50 hospitales y centros médicos regionales y 167 clínicas y hospitales públicos para crear un sistema escalonado de pruebas. 
Estos hospitales y clínicas están obligados a establecer salas de aislamiento de presión negativa o áreas especiales; en principio, los pacientes de Covid-19 son aislados y tratados individualmente en estas salas y áreas para prevenir las infecciones intrahospitalarias. 

Sistema de salud con cobertura universal a todos los ciudadanos 
Y gracias al Sistema de Salud, los ciudadanos están protegidos cuando tengan dudas con su estado de salud.
El Sistema Nacional de Seguro de Salud que emprendió Taiwán en 1995 proporciona cobertura universal de salud a todos los ciudadanos (99.8%) y a todos los extranjeros legales en Taiwán sin distinciones, la tasa de satisfacción de los usuarios es de 89.7 por ciento. hoy en día es ampliamente considerado como uno de los mejores del mundo ya que se sitúa en el puesto número 14 en el Índice Global de Acceso al Cuidado Sanitario en el 2017 y en el noveno lugar en el Índice de Eficiencia en el cuidado sanitario en el 2018.

¿Qué le puede aportar Taiwán a la OMS si le permitieron participar en sus foros?

Una crisis en cualquier lugar se puede convertir fácilmente en un problema en todas partes. La seguridad de la salud mundial requiere de los esfuerzos de cada persona para garantizar una respuesta óptima a las amenazas y a los desafíos de la salud pública. 
Taiwán, aunque no es miembro de la OMS, no puede estar solo y debe ser incluido en la lucha contra tales amenazas y desafíos. Taiwán ha cumplido con sus responsabilidades como ciudadano global y ha cumplido con el Reglamento Sanitario Internacional 2005 (RSI 2005) al notificar a la OMS los casos confirmados de COVID-19. 
Además, Taiwán se ha comunicado con otros países como Japón, la República de Corea, Singapur, Malasia, Filipinas, los Estados Unidos, Canadá, Italia, Francia, Suiza, Alemania, el Reino Unido, Bélgica y los Países Bajos, así como con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, para compartir información sobre los casos confirmados, los antecedentes de viaje y contacto de los pacientes y las medidas de control fronterizo. Taiwán ha compartido los datos de la secuencia genética de la COVID-19 con la Iniciativa Global para el Intercambio de Todos los Datos sobre la Gripe (GISAID, siglas en inglés). Taiwán ha colaborado con sus socios globales para responder a la amenaza de la COVID-19, a fin de asegurar que la salud mundial no se vea amenazada por la falta de comunicación y transparencia.
Si la misión de la OMS es, en efecto, garantizar el más alto nivel posible de salud para todos los seres humanos, entonces la OMS necesita de Taiwán igual que Taiwán necesita de la OMS. Sin embargo, Taiwán ha estado excluido durante mucho tiempo de la OMS debido a consideraciones políticas. Esto ha sido lamentable, teniendo en cuenta todo lo que Taiwán podría compartir con el mundo gracias a su reconocida experiencia en salud pública, su sistema sanitario, el NHI, y su capacidad para realizar pruebas rápidas, así como para investigar y fabricar vacunas y medicamentos contra la COVID-19. También podemos compartir nuestros métodos para analizar el virus. Esperamos que después de que esta pandemia remita, la OMS comprenda verdaderamente que las enfermedades infecciosas no conocen fronteras y que ningún país debe ser excluido, evitando así la creación de una brecha importante en la seguridad sanitaria mundial. La OMS no debe descuidar la contribución a la seguridad sanitaria mundial de ninguna nación.
Instamos a la OMS y a las agencias conexas a que reconozcan las duraderas contribuciones de Taiwán a la comunidad internacional en las esferas de la salud pública, la prevención de enfermedades y el derecho humano a la salud, y a que incluyan a Taiwán en la OMS y en sus reuniones, mecanismos y actividades. Taiwán seguirá colaborando con el resto del mundo para asegurar que todos disfruten del derecho humano fundamental a la salud, tal y como se estipula en la Constitución de la OMS. Haciéndonos eco del lema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030, nadie debe quedar atrás.

¿Que hizo Taiwán frente a la pandemia? ¿Hubo aislamiento o se optó por confiar en la responsabilidad de los ciudadanos?
Taiwán es uno de los pocos en el mundo que no estableció un confinamiento preventivo ni paralizó gran parte de las actividades del país.
La participación ciudadana es un factor clave para lograr la contención también. Se ha formado en la sociedad un sentido de comunidad en cuanto al combate al Covid-19 después de la epidemia de SARS. El cumplimiento de las medidas gubernamentales por el pueblo taiwanés ha ayudado a fomentar la eficiencia de respuesta al brote de coronavirus, tales como quedarse en cuarentena domiciliaria, restricción de compra de cubrebocas por persona, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, limpiar y desinfectar objetos y superficies que se tocan frecuentemente, etc.
Después del lamentable suceso de SARS que llevó 80 compatriotas, todos los ciudadanos de Taiwán son conscientes de que el cumplimiento de las medidas impuestas por el gobierno, no solo ayuda a uno mismo de evitar el contagio, sino a toda la sociedad para construir la barrera contra el coronavirus.

¿Es Taiwán en segundo país más seguro del mundo?
Taiwán es el segundo país más seguro del mundo, después de Qatar, según los visitantes de una base de datos en línea, que votaron en 133 países / territorios a nivel mundial.
En la encuesta de mitad de año del índice de delitos por país 2020, Taiwán obtuvo 84.74 de 100 por seguridad, según mostró la base de datos en línea Numbeo.
Ese puntaje colocó a Taiwán en el segundo lugar entre 133 países y territorios en todo el mundo, seguido de los Emiratos Árabes Unidos (84.55) y Georgia (79.50).
El país mejor clasificado fue Qatar, con un puntaje de seguridad de 88.10, según Numbeo, que dijo que los resultados se basaron en encuestas a los visitantes de su sitio web a quienes se les pidió que calificaran la seguridad y el nivel general de delincuencia en los 133 países / territorios enumerados .
Los niveles de delincuencia en cada país se puntuaron mediante una sustracción directa de la puntuación de seguridad del total de 100 puntos.
Según ese sistema, el puntaje de nivel de crimen de Taiwán fue 15.26, según Numbeo, que califica los niveles de crimen como muy bajos si los puntajes están por debajo de 20 en el índice, bajo si el puntaje es 20-40, moderado 40-60, alto 60- 80, y muy alto por encima de 80.
Los tres países con las puntuaciones más altas en delincuencia en la encuesta fueron Venezuela (84.36), Papua Nueva Guinea (80.04) y Sudáfrica (77.29).

¿Qué opina de la situación en Hong Kong y en que afecta a Taiwán?
El 30 de junio, la presidenta Tsai Ing-wen manifestó su descontento debido a la aprobación por parte de China de una ley de seguridad nacional para Hong Kong, haciendo hincapié en que Pekín ha roto su promesa de permitirle mantener un alto grado de autonomía durante al menos 50 años.
Tsai afirmó que la “promesa rota” de Pekín también demostró que el llamado modelo de “un país, dos sistemas” para Hong Kong y Macao, propuesto por las autoridades en China, no es factible en Taiwán.
La mandataria aseveró que alberga la esperanza de que el pueblo de Hong Kong pueda seguir luchando para mantener sus libertades, democracia y derechos humanos después de que se implemente dicha ley.
Tsai reiteró asimismo la promesa de su Gobierno de prestar ayuda humanitaria a los hongkoneses, citando la inauguración de una oficina especial para ayudar a quienes deseen venir a Taiwán.
La Oficina de Servicios e Intercambios Taiwan-Hong Kong, que inició sus operaciones el 1 de julio, brindará servicios integrales a los hongkoneses que desean cursar estudios, hacer negocios, realizar inversiones o solicitar asilo en Taiwán.
“Un país, dos sistemas” se refiere al principio constitucional formulado por Deng Xiaoping a principios de la década de 1980, quien sugirió que solo habría una China, pero que distintas regiones chinas como Hong Kong y Macao podrían conservar sus propios sistemas económicos y administrativos.
Además, la promesa rota a la que se refirió Tsai fue la Declaración Conjunta Sino-Británica firmada por Gran Bretaña y China en 1984, en la que Pekín prometió a Hong Kong “un alto grado de autonomía” durante al menos 50 años después de que China retomara el control del territorio desde el Reino Unido en 1997.
En una noticia relacionada, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MOFA, siglas en inglés) expresó en un comunicado de prensa publicado el 30 de junio una severa condena por la aprobación de la ley de seguridad nacional para Hong Kong, ya que la misma comprometerá en gran medida la libertad de expresión y la independencia judicial de esta urbe, destruirá la autonomía y el Estado de derecho de la misma, y al mismo tiempo infringirá la libertad, los derechos humanos y otros valores fundamentales de Hong Kong y de todo el mundo. El MOFA advirtió que dicha ley también causará serias perturbaciones en la sociedad de Hong Kong y tendrá un impacto negativo sobre la paz, la estabilidad y la prosperidad regionales y mundiales.
Este punto de vista fue expresado igualmente por el Yuan Ejecutivo y el Consejo para los Asuntos de China Continental, quienes criticaron a Pekín, señalando que esta ley afectará seriamente el desarrollo de la libertad y los derechos humanos en Hong Kong.Aprovecho este espacio para enfatizar que Taiwán no será igual que Hong Kong, porque el pueblo de Taiwán ama la libertad y la democracia, y su soberanía está más que consolidada frente a inmenso despliegue de misiles de China Popular.