Región:
Argentina
Categoría:
Política

Vicentin: Argentina expropia una de las principales exportadoras de granos del país

  • Vicentin: Argentina expropia una de las principales exportadoras de granos del país
    Vicentin: Argentina expropia una de las principales exportadoras de granos del país

El presidente anunció la intervención y la expropiación de Vicentin, pese a que había empresas interesadas en comprarla. En un anuncio cargado de ideología, habló de "soberanía alimentaria".

El presidente Alberto Fernández detalló en la Casa Rosada que fue designado Gabriel Delgado como interventor de Vicentin, que a partir de ahora comenzará a ser gestionada por YPF Agro SA y declarada de "utilidad pública" mediante el proyecto de ley que se enviará al Parlamento nacional.

"Hemos dispuesto una serie de medidas que tienen el proposito de rescatar a la empresa Vicentín, lider en el mercado agopecuario argentino con el proposito no solamente de que la firma siga funcionando, sino también para que sus trabajadores tengan la tranquilidad de que continúen sus trabajos y que fundamentalmente los pequeños productores, alrededor de 2600, puedan seguir contando con una empresa a quien venderle lo que ellos producen y que la Argentina pueda seguir manteniendo en pie un operador de esta envergadura", señaló el presidente en la conferencia de prensa que tuvo lugar en Casa Rosada.

"Todos los activos del Grupo Vicentin pasaran a formar parte de un fondo fiduciario, y le encomendaremos ese fondo a YPF Agro" con lo que "estamos buscando es que una empresa lider de capitales mixtos en la Argentina, que tiene un enorme conocimineto en lo que hace a su gerenciamiento, pueda hacerse cargo de la gestión futura".

De esta manera, el Gobierno presentó un plan de rescate para la empresa Vicentin, que solicitó en febrero pasado la apertura de su concurso preventivo de acreedores.

En total, se estima que la deuda de la compañía asciende a 1.350 millones de dólares, de los cuales unos USD1.000 millones corresponderían a préstamos de los bancos y el resto a empresas del sector agrícola.

"No había otra opción", confió un de los hombres de confianza de Alberto Fernández, quien hace algunas semanas puso a trabajar en los detalles del anuncio al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, con la ideóloga de la estatización, la senadora Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), camporista y una de las principales aliadas de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La idea la fue construyendo de a poco y, pese a las dudas primigenias, maduró en las últimas semanas de la mano del impulso de Fernández Sagasti y la presión del Instituto Patria. Pero para el Presidente también fue determinante uno de los gobernadores con mayor ascendencia en la Casa Rosada, el santafesino Omar Perotti.

La posibilidad de que la medida se repita en otros ámbitos fue descartada de plano. Desde el Gobierno insistieron en que se trató de una medida "excepcional" y que Vincetin no será punta de lanza para otras intervenciones estatales en empresas privadas. "Eso es una locura, fuera del sentido común", lanzó uno de hombres del círculo íntimo presidencial.