Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

Coronavirus en Argentina: cierran las fronteras y suspenden las clases por dos semanas 

  • Coronavirus en Argentina: cierran las fronteras y suspenden las clases por dos semanas 
    Si hacemos las cosas bien y respetamos las instrucciones, los riesgos se van a a minimizar", enfatizó Alberto Fernández Coronavirus en Argentina: cierran las fronteras y suspenden las clases por dos semanas 

El presidente argentino Alberto Fernández anunció que se suspenden las clases y se cierran las fronteras del país por 14 días para prevenir el avance del nuevo coronavirus en la Argentina.

"Tomamos la decisión de suspender las clases desde mañana hasta el 31 de marzo. Lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de los alumnos y del virus. Que no se dicten clases no significa que las escuelas vayan a estar cerradas. Sino que por 14 días los alumnos no tendrán clases", dijo el Presidente en una conferencia de prensa, acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

"Hemos tomado otras decisiones: la más importante es que hemos cerrado la frontera de la Argentina por 15 días", agregó desde la quinta de Olivos, después de la reunión que encabezó con expertos y miembros de su gabinete esta tarde.

"Durante los próximos 15 días nadie podrá ingresar al país salvo los argentinos y extranjeros residentes", enfatizó el mandatario. "El episodio del coronavirus ya no viene sólo de Europa, sino que afecta a países limítrofes y a nosotros mismos. Por las fronteras terrestres vienen turistas que vienen de las zonas de riesgo", explicó.

También anunció que el Gobierno dispuso el "licenciamiento de todas las personas mayores de 65 años" para que "se queden en sus casas, tranquilas y disfruten" de sus hogares, lejos de la posibilidad de contagio de coronavirus. E indicó: "Vamos a asignarles horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud para que no tengan que vivir momentos de aglomeración de gente".

Fernández aclaró que los comercios "de cercanía" no van a sufrir cierres debido a las medidas de restricción que está tomando el Gobierno para hacer frente al avance del coronavirus.

"Una cosa es el shopping y otra el negocio de cercanía, y una el mega supermercado y otra el mercado del barrio", expresó el mandatario en conferencia de prensa, al advertir que la restricción de la actividad comercial genera "efectos económicos".

Fernández también anunció la convocatoria para mañana del gabinete económico social, con el fin de analizar "una serie de medidas económicas" en el marco de los anuncios realizados para contener la propagación del coronavirus en el país.

El primer mandatario también dijo que se volverá a reunir mañana con Larreta y Kicillof para "analizar mecanismos con el fin de disminuir el tránsito en el AMBA".

"Enemigo invisible"
El Presidente consideró hoy que la pandemia del coronavirus es un "enemigo invisible" que "nos convierte en enfermos y portadores", por lo que pidió una actitud "solidaria".

En conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, el mandatario planteó además que hay que "luchar contra dos cosas, la pandemia y la psicosis. Si hacemos las cosas bien y respetamos las instrucciones, los riesgos se van a a minimizar", enfatizó.

"Todo este problema es dinámico . Se ha desarrollando de forma virulenta en muchos lugares del mundo y seguimos las recomendaciones de la OMS ", fueron las primeras palabras del Presidente.

"Todo indica que tenemos que lograr minimizar la circulación del virus, hacer lo posible para que no circule entre nosotros. Sabemos que todos los casos son importados y tenemos que tarde lo más posible convertirse en un virus autóctono, algo que tal vez ocurra", añadió.

"El ganar tiempo es muy importante. Así podemos administrar la cuestión sanitaria", sostuvo.

"Hoy analizamos, a partir de una recomendación de la OMS , que se tomen medidas drásticas y se ataque en conjunto todo lo que se pueda atacar para impedir la proliferación del virus", agregó.

"Analizamos la suspensión de las clases con la idea de que podemos hacer algo para evitar la circulación del virus en menores. Todos coinciden en decir que entre menores no ha causado un número de casos letales, pero muchas veces los menores son portadores y contagian a adultos", expresó.