Región:
Europa
Categoría:
Sociedad

Coronavirus: Sesenta millones de italianos están desde hoy confinados en su país

  • Coronavirus: Sesenta millones de italianos están desde hoy confinados en su país
    El anuncio de Conte: “Ya nohay zonas rojas; habrá una sola Italia”. Coronavirus: Sesenta millones de italianos están desde hoy confinados en su país

Italia encara este martes su primer día de restricciones de movimiento y sociales en todo su territorio para tratar de contener el aumento “importante” de los contagios por coronavirus, que ya suma 463 muertos y hay casi 8.000 contagiados.

Sesenta millones de italianos están desde hoy confinados. La medida más drástica que el Gobierno de Giuseppe Conte podía tomar para combatir el coronavirus fue aprobada ayer por la noche. Queda desde ahora prohibido cualquier tipo de desplazamiento de la zona del propio domicilio salvo por motivos imperativos de trabajo, necesidad demostrable o urgencias sanitarias.

“La medida que firmaremos se puede resumir en la expresión: ‘me quedo en casa. Ya no hay zonas rojas, ni una zona 1 y una zona 2 de la península. Habrá una sola Italia. Una Italia zona protegida”, aseguró Conte en una comparecencia solemne a las diez de la noche. La decisión es fruto del avance del virus en todo el país. Ayer seguía disparado el número de contagios. El último balance habla de un panorama todavía más preocupante: 9.172 casos diagnosticados de coronavirus, entre ellos 7.985 actualmente enfermos (1.600 más en 24 horas), 724 curados y 463 fallecidos. Son 97 muertos más en 24 horas, todas “personas frágiles y con patologías previas”, según el jefe de la Protección Civil italiana, Angelo Borrelli.

El anuncio de Conte: “Ya nohay zonas rojas; habrá una sola Italia”.

El primer ministro también avanzó que una de las consecuencias del nuevo decreto –con sólo un punto: extender las medidas draconianas impuestas el domingo a la Lombardía y a 14 otras provincias italianas– es que el cierre de escuelas se extiende al 3 de abril. No dijo hasta cuando todos los italianos estarían confinados, pero presumiblemente será por lo menos hasta esa fecha. Casi un mes.

“Quedan absolutamente prohibidas las aglomeraciones de cualquier tipo”, dijo Conte, riñendo a los jóvenes que estos días aprovechan para tomar algo en las afueras de los bares. Se ha terminado la vida normal. Todos deben quedarse en casa. “Esta vida nocturna... no nos lo podemos permitir”. El premier agregó que es consciente de la gravedad de la decisión. Los transportes públicos de momento seguirán funcionando, porque el Ejecutivo quiere mantener como sea el tejido productivo.