La presidenta Tsai Ing-wen visitó las bases militares de Kaohsiung para mostrar su apoyo a las tropas