Región:
Mundo
Categoría:
Política

Aliados piden que Taiwán sea parte integral del sistema de Naciones Unidas y hablaron en su representación en la Asamblea General realizada en Nueva York

  • Aliados piden la participación de Taiwán en Naciones Unidas y hablaron en su representación en la Asamblea General de la ONU
    En su discurso, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, mi país reitera enfáticamente su apoyo a la solicitud de la República de China (Taiwán) de ser parte integral del sistema de Naciones Unidas”, dijo. Aliados piden la participación de Taiwán en Naciones Unidas y hablaron en su representación en la Asamblea General de la ONU

En su discurso, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, mi país reitera enfáticamente su apoyo a la solicitud de la República de China (Taiwán) de ser parte integral del sistema de Naciones Unidas”, dijo.

 

Los líderes de tres de los aliados diplomáticos de la República de China (Taiwán), a saber, Paraguay, las Islas Marshall y Guatemala, expresaron su apoyo el martes a la inclusión de la nación en el sistema de las Naciones Unidas en el primer día del Debate General en la primera Asamblea General de la ONU presencial celebrada en Nueva York desde que comenzó la pandemia de COVID-19.

En su discurso, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, dijo que para abordar los problemas globales, todos los socios del mundo deben unirse.

“Por lo tanto, mi país reitera enfáticamente su apoyo a la solicitud de la República de China (Taiwán) de ser parte integral del sistema de Naciones Unidas”, dijo.

El mandatario paraguayo también aprovechó para expresar su solidaridad con Taiwán luego de que este último fuera golpeado por una serie de terremotos en los últimos días.

Entre ellos, los dos más poderosos con una magnitud de 6,4 y 6,8, que ocurrieron el sábado y el domingo, respectivamente, causaron daños en edificios e infraestructura, principalmente cerca de los epicentros en los condados orientales de Hualien y Taitung, y las últimas cifras del gobierno muestran más de 164 heridos y un muerto.

El presidente de las Islas Marshall, David Kabua, quien visitó Taiwán en marzo, en su discurso condenó los simulacros a gran escala sin precedentes de China en torno a Taiwán a principios de agosto tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Tal comportamiento "amenazó con perturbar la paz y la seguridad en la región del Indo-Pacífico y en todo el mundo", dijo.

Kabua continuó abogando por la inclusión de Taiwán en el sistema de la ONU, instando a la organización internacional a ser "verdaderamente universal, que lo abarque todo y que lo incluya todo", en lugar de "dejar a cualquier nación o pueblo fuera de la puerta y en el frío".

"Hoy, hacemos un llamado a la ONU para que dé una mejor bienvenida a Taiwán y su gente a nuestra familia global", dijo, reprendiendo a la ONU por su persistencia durante décadas en negar el acceso a Taiwán debido a la política.

Al llamar a Taiwán una democracia vibrante y responsable y un miembro contribuyente de la familia global, el líder de las Islas Marshall dijo que el círculo de unidad de la ONU permanecería incompleto sin Taiwán y su gente.

"Con la capacidad para una participación significativa en el sistema de la ONU y para hacer mayores contribuciones, Taiwán puede unirse mejor a todos nosotros para marcar una diferencia colectiva", dijo.

También pidió a la ONU que permita a los titulares de pasaportes taiwaneses ingresar a las oficinas y la sede de la ONU, ya que se les ha negado debido al reconocimiento de la República Popular China (RPC) por parte de la ONU y la salida de la República de China.

La República de China dejó la ONU en 1971, cuando la República Popular China tomó su lugar, y desde entonces ha sido excluida de sus agencias especiales.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, por su parte, dijo que su país es uno de los miembros fundadores de la ONU y ha apoyado a la organización en el fomento del multinacionalismo relacionado con la cooperación internacional.

Hizo un llamado a la ONU para llevar a cabo una serie de reformas, que incluyen "garantizar el derecho de Taiwán a pertenecer a esta organización y también reconocerlo como nación".

Giammattei señaló que el derecho de Taiwán a ingresar a la ONU como nación "ha sido negado por uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad", a saber, la República Popular China.

Esto marca el séptimo año consecutivo que el aliado centroamericano no ha planteado el tema de Taiwán en la ONU, pero se une regularmente a otros aliados de Taiwán para enviar cartas al secretario general de la ONU para apoyar la inclusión de la nación en el sistema de la ONU.

Una delegación de legisladores taiwaneses también visitó Nueva York para abogar por la inclusión de Taiwán en la ONU, lo que marcará la primera vez que los legisladores taiwaneses visitan la ciudad desde que el estallido de la pandemia de COVID-19 provocó una pausa de dos años en las visitas anuales.