Región:
EEUU
Categoría:
Política

"El supremacismo blanco es un veneno", dice Biden en su visita a Buffalo para honrar a víctimas del tiroteo masivo

  • “El supremacismo blanco es veneno, es un veneno… que recorre nuestro cuerpo político”, dijo Biden.
    El FBI está investigando el ataque como un crimen de odio. En el suceso fallecieron diez personas. “El supremacismo blanco es veneno, es un veneno… que recorre nuestro cuerpo político”, dijo Biden.

Biden declaró que el tiroteo perpetrado el fin de semana pasado en Buffalo, Nueva York, por un adolescente blanco, fue "terrorismo doméstico". El FBI está investigando el ataque como un crimen de odio. En el suceso fallecieron diez personas.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, no vaciló este martes en calificar el tiroteo masivo de Buffalo, Nueva York, como un acto de terrorismo nacional, al condenar la ideología racista del hombre acusado de perpetrar la masacre.

“El supremacismo blanco es veneno, es un veneno… que recorre nuestro cuerpo político”, dijo Biden. Y agregó que el silencio es “complicidad”.

"Y se ha permitido que crezca y se pudra ante nuestros ojos. No más, no más. Necesitamos decir con la mayor claridad y contundencia que podamos que la ideología del supremacismo blanco no tiene lugar en Estados Unidos. Ninguno".

Y añadió que "en Estados Unidos, el mal no ganará, se los prometo. El odio no prevalecerá. El supremacismo blanco no tendrá la última palabra. El mal llegó a Buffalo y ha llegado a demasiados lugares, manifestado en hombres armados que masacraron personas inocentes en nombre de una ideología odiosa y perversa, arraigada en el miedo y el racismo. Nos ha arrebatado tanto".

En comentarios hacia el final de su visita a Buffalo, Biden recordó a cada una de las víctimas de la masacre en un supermercado cuya clientela es mayoritariamente negra. También se emocionó visiblemente al describir cómo sus familias y su comunidad los recordaban.

Entre las víctimas, describió que Celestine Chaney estaba en la tienda comprando fresas para hacer un pastel de frutas, que Roberta Drury se mudó de regreso a casa para ayudar a su hermano que se sometió un trasplante de médula ósea y se encontraba buscando alimentos para la cena, y cómo Andre Mackniel "se fue para comprarle un pastel de cumpleaños a su hijo de 3 años".