Región:
Europa
Categoría:
Turismo

Los rincones más románticos de España para disfrutar en San Valentín 

  • Los rincones más románticos de España para disfrutar en San Valentín 
    Te sugerimos 10 paseos y lugares exclusivos para celebrar el amor.  Los rincones más románticos de España para disfrutar en San Valentín 

El 14 de febrero es una fecha especial para planear un viaje romántico por España. La geografía española con sus variantes de paisaje – mar, montaña, pueblos marinos o rurales, ciudades patrimonio - ofrece infinitas posibilidades de disfrute. Te sugerimos 10 paseos y lugares exclusivos para celebrar el amor. 

Pasear en carruaje por la Plaza España y Parque de María Luisa. Sevilla es una ciudad luminosa, musical y llena de color y estos dos enclaves son uno de sus paseos imperdibles. Recorrerlos en carruaje es más que una estampa típica, será un recuerdo memorable.

Pernoctar en el Faro del fin del mundo en Finisterre. Una noche de tormenta en puede ser la postal de una película para disfrutar la inmensidad del mar y de la naturaleza rebosante de Galicia. El océano atlántico desde sus más bellos acantilados disfrutándolos desde un alojamiento único. 
    
Atardecer en la playa de la Caleta en Cádiz. Con el contraste del mar el blanco impoluto de la playa de la Caleta, la brisa constante y la magia de sus atardeceres, ésta puede ser de las playas urbanas más apasionantes para disfrutar en pareja. 

Pasear en velero por Ibiza. Navegar en velero, descubrir las calas secretas y apreciar la puesta del sol en los intensos colores del mediterráneo balear serán imágenes inolvidables teñidas de azul esmeralda y aguamarina.

Almorzar frente a las catedrales castellanas. Para amantes de la arquitectura y la historia, Castilla y León entera es un descubrir de rincones plagados de hitos históricos. Almorzar a los pies de la catedral de Burgos, Salamanca o León- por nombrar ciudades sobresalientes- puede ser una experiencia de exquisita elegancia para compartir de a dos. 

Pasear en barca por Cadaqués. Un lugar idílico que sedujo al propio Salvador Dalí del que queda la impronta y su casa (de visita imprescindible). Una postal marina,  un oasis de tranquilidad y belleza para surcar el mediterráneo. 

Alojarse en hospedajes rurales, conocidos como casa de pescadores, en Bolonia. Un plan en el que la sencillez del alojamiento y la belleza de playas solitarias de la provincia de Cádiz dan un marco perfecto para un plan romántico en absoluta conexión con la naturaleza. 

Volar en globo aerostático en Segovia. Ciudad Patrimonio en plena sierra de Guadarrama las vistas del entorno y la experiencia de sobrevolar estas tierras castellanas de frío y tibio sol son ideales para enamorados aventureros en busca de nuevas experiencias. Desde las alturas se pueden apreciar las figuras monumentales que le dan identidad, especialmente el Alcázar de Segovia.

Pasear en bicicleta en Formentera. La isla más inexplorada de las Baleares es un paraíso de aguas turquesas, sol estridente y grandes salinas, ideal para relajarse. Su geografía permite recorrerla en bicicleta perdiéndose por caminos que desembocan en las playas más bellas.

Hospedarse en el Parador de Toledo. Este tipo de alojamiento es de los más exclusivos y encantadores en España. Se trata de emblemáticos espacios que van desde antiguos conventos y palacios a otras construcciones en emplazamientos inigualables. El de Toledo en particular está en una altura que permite apreciar esta ciudad llena de historia, propia de cuentos medievales y las mejores panorámicas para disfrutar de la ciudad de las tres culturas. 

Fuente: Consejería de Turismo en Buenos Aires.
Embajada de España en Argentina.