Región:
América
Categoría:
Deportes

Escándalo tras la suspensión de partido Brasil - Argentina

  • Escándalo tras la suspensión de partido Brasil - Argentina
    El partido se interrumpió a los 5 minutos cuando ingresaron a la cancha funcionarios de Salud de Brasil.   Escándalo tras la suspensión de partido Brasil - Argentina

Un gran escándalo se desató a los 5 minutos del partido entre Argentina y Brasil en San Pablo por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022. Funcionarios de Salud de Brasil ingresaron a la cancha para llevarse a los cuatro futbolistas de la Selección que militan en la Premier League. El plantel nacional dejó la cancha y viajará a la Argentina.

“Hace tres días estamos acá, ¿esperaron a que empiece el partido para venir?”, se escuchó de boca de  Lionel Messi.

El grupo de funcionarios de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) se metió en el campo de juego del Nao Química Arena para llevarse a Emiliano Martínez, Cristian Romero, Gio Lo Celso y Emiliano Buendía, quienes habían recibido la venia de la Conmebol para jugar luego una advertencia que había llegado al mediodía al hotel de la delegación. Allí acusaban a los cuatro "ingleses" de haber falseado la declaración jurada y omitir que provenían de Gran Bretaña. Desde Asunción explicaron que el plantel estaba dentro de una "burbuja sanitaria".

Messi se refería a la manera en que se disparó un conflicto que escaló más de lo predecible. Es que Anvisa, el órgano sanitario brasileño, quiso quitar de la cancha a los futbolistas argentinos que militan en la Premier League inglesa. El partido apenas había empezado cuando una persona de jeans y remera, con un papel en un bolsillo trasero del pantalón, irrumpió en el campo. No era uno de esos que quieren pasearse desnudos y salir en la TV: se trataba de una autoridad sanitaria que quería hacer valer la determinación del órgano: que Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Cristian Romero y Giovani Lo Celso no formaran parte del espectáculo.

La secuencia empieza con el entrenador brasileño expresando su enojo por cómo se dio la situación: “Lo hubieran hecho antes, antes, así como hicieron, no”, apuntó Tite. Luego, continuó Messi, con determinación: “Nos vamos”. Entonces intercedió el delegado de la CBF: “Lo hicieron de una manera equivocada, pero avisaron antes que los jugadores estaban informados”. Messi insistió con su reclamo original: “Hace cuatro días que estamos acá. Hubiesen venido el primer día, así no...”, comentó, sin perder la calma. Lo interrumpió Tite: “¿No les avisaron?”, a lo que el 10 de la selección dijo: “No nos avisaron nada”.

La discusión continuó con Lionel Scaloni, que se sumó a la charla: “¿Por qué no fueron a buscarlos al hotel?”, y agregó: “La Conmebol dijo ‘Pueden jugar’. Se acabó, no me busques donde no hay. Te lo pido por favor”, le apuntó el DT al integrante de la CBF. En el cierre del tenso diálogo, el capitán argentino volvió a expresarse: “Hace tres días estamos acá, ¿esperaron a que empiece el partido para venir? ¿Por qué no avisaron antes? Si no pasa nada, avisaban, se iban y listo. Tenían que ir al hotel”. Luego, Casemiro le puso un freno a Messi y la conversación finalizó.