Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

La nueva forma de obtener la ciudadanía italiana de manera directa, con ahorro de tiempo y dinero

  • La nueva forma de obtener la ciudadanía italiana de manera directa, con ahorro de tiempo y dinero
    pasaporteitaliano.com La nueva forma de obtener la ciudadanía italiana de manera directa, con ahorro de tiempo y dinero


La obtención de la ciudadanía italiana puede realizarse ahora de una manera más ágil, sin contratiempos, y además, con un enorme ahorro de dinero, dos puntos que resultan fundamentales para aquellos que desean tramitarla. 

 

Se destaca la propuesta de pasaporteitaliano.com que ha implementado un nuevo sistema que permite gestionarla de modo  presencial o a distancia, con la mayor celeridad y eficiencia, debido a que la solicitud se realiza directamente en Italia a través del staff de asesores profesionales con los que cuenta en todo el territorio italiano. 

A propósito de esto, la portavoz de pasaporteitaliano.com, destaca la importancia que tiene que “los solicitantes de una ciudadanía no tengan que viajar a Italia a realizar averiguaciones o a permanecer durante varios meses con el gasto que conlleva esa situación”. 

Según la actual legislación italiana, tienen derecho a solicitar la ciudadanía italiana por nacimiento (Ius sanguinis) todas aquellas personas nacidas en cualquier país del mundo, que posean antepasados italianos, por rama materna o paterna. 

También se puede pedir por “línea descendente”, sin límite de generación, aunque los padres o abuelos directos no la tengan o no la hayan gestionado. 

Se suma a esto la opción de aquella persona que por ser cónyuge de un hombre o de una mujer con ciudadanía italiana también está habilitada para pedirla.

“Nosotros, nos encargamos de todo. También realizamos el estudio del árbol genealógico para determinar de qué ciudad son los antepasados de quienes desean iniciar el trámite, un dato que muchas veces los solicitantes no conocen de manera cierta y que produce mucha pérdida de tiempo”, concluye. 

Ahora bien, una pregunta que surge siempre entre quienes desean conseguir la ciudadanía es qué requisitos hay que tener en cuenta antes de solicitarla. 

Según la actual legislación italiana, tienen derecho a solicitar la ciudadanía italiana por nacimiento (Ius sanguinis) todas aquellas personas nacidas en cualquier país del mundo, que posean antepasados italianos, por rama materna o paterna. 

También se puede pedir por “línea descendente”, sin límite de generación, aunque los padres o abuelos directos no la tengan o no la hayan gestionado. 

Se suma a esto la opción de aquella persona que por ser cónyuge de un hombre o de una mujer con ciudadanía italiana también está habilitada para pedirla.