Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

El rey Juan Carlos se instala en República Dominicana

  • El rey Juan Carlos se instala en República Dominicana
    Pepe Fanjul, el gran magnate del azúcar, se ha convertido en el gran apoyo de Don Juan Carlos en República Dominicana. El rey Juan Carlos se instala en República Dominicana

Pepe Fanjul, el gran magnate del azúcar, se ha convertido en el gran apoyo de Don Juan Carlos en República Dominicana.

 

El rey emérito abandonó Zarzuela el domingo tras escribirle la carta a su hijo y pasó la noche en la localidad pontevedresa de Sanxenxo, lugar que ha frecuentado durante los últimos años por la amistad que le une a Pedro Campos y donde ha ejercido la práctica de la vela. El lunes por la mañana viajó en coche hasta Oporto y desde allí voló rumbo a la República Dominicana.

La intención de Juan Carlos I es la de alojarse en una residencia en el complejo Casa de Campo, en La Romana, durante unas semanas. Su estancia tendrá carácter temporal ya que no se trata de instalarse en este destino definitivamente, sino que como mencionó en la misiva remitida a su hijo, el viaje corresponde a su “voluntad de trasladarse, en estos momentos, fuera de España”. Los Fanjul, una conocida familia muy adinerada de Latinoamérica gracias a plantaciones de azúcar, actuarán de anfitriones durante la estancia del padre del Rey en la República Dominicana.

Pepe Fanjul, el gran magnate del azúcar, se ha convertido en el gran apoyo de Don Juan Carlos en República Dominicana.

Su amigo Pepe Fanjul, hijo de Alfonso Fanjul y Lillian Rosa Gómez-Mena,y su esposa, Emilia, serán sus anfitriones. 

Su historia de amistad se remonta a décadas atrás pues la hermana de su abuela, Edelmira Sampedro, estuvo casada con el Príncipe Alfonso, el abuelo de Don Juan Carlos. De ahí que sean como hermanos. Los Fanjul son una familia de descendientes españoles que emigraron a Cuba e hicieron fortuna con la caña de azúcar. Los antepasados de Pepe Fanjul no tardaron en convertirse en una de las familias más ricas y poderosas.

En 1959 todo cambió para la familia con la revolución castrista. Se quedaron sin las plantaciones y tuvieron que hacer las maletas para instalarse en Miami, pero siguieron sus negocios en Florida y en República Dominicana. Reconstruyeron su imperio bajo el nombre Fanjul Corp, que es propiedad de Pepe y sus tres hermanos: Alfonso -más conocido como Alfy-, Alexander y Andrés. Esta es una de las más importantes del mundo. De hecho se dice que dos de cada tres cucharadas de azúcar consumidas en EE.UU. provienen del grupo Fanjul. Con el tiempo, la familia también ha invertido en el sector inmobiliario y turístico.

Aunque Pepe Fanjul y su esposa, un matrimonio de lo más discreto, residen en Miami cuentan con importantes propiedades en la República Dominicana que lo más probable es que alguna de ellas se haya convertido en el refugio del Rey Juan Carlos, al menos por un tiempo. Entre ellas se encontraría la llamada Casa de Campo, un resort de lujo de cerca de 3.000 hectáreas al que suelen acudir famosos de todo el mundo.