Región:
Europa
Categoría:
Sociedad

Coronavirus en España: El Gobierno rectifica tras las críticas y ahora  los niños menores de 14 años podrán salir a pasear

  • Coronavirus en España: El Gobierno rectifica tras las críticas y ahora  los niños menores de 14 años podrán salir a pasear
    Coronavirus en España: El Gobierno rectifica tras las críticas y ahora  los niños menores de 14 años podrán salir a pasear
Región:
Europa
Categoría:
Sociedad
Autor/es:
Por EFE , Juan Cruz Clemente Martínez @chacoclemente2610
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Los niños de hasta 14 años podrán salir a partir del 26 de abril a dar paseos después de que el Gobierno haya rectificado la medida aprobada esta misma mañana, que solo permitía las salidas de los menores para acompañar a un adulto para ir al supermercado, a la farmacia o al banco.

La medida se confirmó sólo unas horas después de que la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunciara esta mañana en rueda de prensa que los menores de 14 años podrán salir a partir del 27 de abril pero sólo para acompañar a un adulto en las actividades que se permiten en el estado de alarma y que había provocado una lluvia de críticas de partidos políticos, presidentes autonómicos e incluso la petición de rectificación de Unidas Podemos, socio de gobierno.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido a última hora de la tarde para explicar la nueva decisión, que ha rechazado que se trate de una rectificación, pues "este es un Gobierno que escucha", a los expertos y a la sociedad. "Dar un paseo es dar paseo y no necesariamente ir a un establecimiento concreto, al que también pueden ir acompañados de adultos", ha precisado sobre las condiciones de las salidas de los menores.

Además, ha anunciado que desde esta misma tarde se está trabajando con la Vicepresidencia de Derechos Sociales en un conjunto de recomendaciones que se darán a conocer cuando estén decididas, que tienen como objetivo garantizar "la máxima seguridad y protección" a los niños que se acojan a la medida.

La comparecencia de Illa tenía lugar después de las críticas surgidas a raíz de que la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, anunciara esta mañana que el Consejo de Ministros había acordado que, para aliviar el confinamiento a los más pequeños -un total de 6,8 millones de niños entre 0 y 14 años- se les permitiría acompañar a uno de sus progenitores para las salidas que ya están autorizadas en el decreto del estado de alarma: a comprar, a acudir a las entidades bancarias o a la farmacia.

Montero indicaba en esa comparecencia que se trataba de un alivio parcial del confinamiento y apelaba a la responsabilidad individual de los progenitores para que durante esas salidas garantizaran la seguridad de los niños, pero también de los demás ciudadanos.

Ese anuncio de Montero se producía antes de la reunión de la Comisión Técnica prevista desde ayer, con representación de miembros de la Vicepresidencia de Pablo Iglesias, el equipo de desescalada que lidera la vicepresidenta Teresa Ribera y del Ministerio de Sanidad, y en la que los miembros del Gobierno de la formación morada entendían que se iban a concretar los detalles de esas salidas, según ha podido saber Efe de fuentes conocedoras del encuentro.

La propuesta de la Dirección General de Infancia, dependiente de la Vicepresidencia de Pablo Iglesias, era aliviar el confinamiento para que los niños pudieran pasear y salir a la calle acompañados de sus padres, según estas mismas fuentes, que por ello mostraban su sorpresa.

Y así, tras esa reunión y durante la comparecencia de Illa ante la prensa para explicar el cambio en la decisión, Pablo Iglesias escribía en su cuenta de Twitter: "Nos congratulamos de que se adopten las recomendaciones que ha venido planteando nuestra Dirección General de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia. Desde el próximo domingo los niños y las niñas podrán realizar paseos acompañados de personas adultas".

Poco antes, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, pedía al Ejecutivo del que su coalición forma parte "rectificar pronto" para que, con todas las cautelas, los niños pudieran salir a pasear, una petición que llegaba después que la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, pidiera una explicación al anuncio inicial del Gobierno: "Mejor un breve paseo cerca de casa, más que ir al supermercado o al banco. Es urgente aclarar esto en la reunión técnica de esta tarde".

Además de entre los socios del Gobierno, habían surgido críticas y sorpresa en otras muchas instancias, pues hasta ayer el debate se centraba en el rango de edad de los pequeños que iban a poder salir, una vez que el presidente, Pedro Sánchez, sugiriera los 12 años este domingo, una edad que se ha ampliado finalmente tras las peticiones de algunas comunidades autónomas.

Por eso, ha sido la constatación de que los niños no iban a poder salir a pasear lo que ha generado un revuelo general durante toda la tarde, que se han convertido en reproches una vez conocida la rectificación del Ejecutivo.

Así, después de que la portavoz parlamentaria, Cayetana Alvarez de Toledo, calificara de "insensatez" la medida inicial para el alivio de los menores, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, pedía al Ejecutivo que aclarara las condiciones de la relajación del confinamiento para los más pequeños antes de que se vote mañana en el Congreso la prórroga del estado de alarma, donde está incluida.

La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha criticado la "confusión" generada: "El Gobierno no tenía más remedio que rectificar". "Las familias no saben ni en qué condiciones podrán pasear con sus hijos el lunes", ha denunciado un mensaje en redes sociales, en el que ha pedido que se consensúen y planifiquen este tipo de medidas.

También se había manifestado en contra de la medida anunciada por la mañana Gabriel Rufián, de ERC, quien coincidía en que "dejar salir a los niños no es dejarles acompañar a sus padres a los recados". "Franjas horarias establecidas por edades y zonas de juego habilitadas y controladas para ello".

Aunque Cataluña evitaba hacer un llamamiento a desobedecer las instrucciones del Estado, la consellera de la Presidencia, Meritxell Bud, pedía la devolución de las competencias para poder gestionar el desconfinamiento.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, era uno de los presidentes autonómicos que también pedían un cambio de postura al Gobierno en su inicial propuesta, que tampoco convencía a la Asociación Española de Pediatría porque, a su juicio, el objetivo de estas salidas es que el niño pueda tomar el aire y que se le permita un paseo o una carrera en un entorno próximo y controlado.

En Italia, las medidas para flexibilizar el confinamiento de los niños también fueron objeto de gran polémica entre el 31 y el 1 de abril, pero en sentido contrario, ya que la Región de Lombardía, la más afectada por la pandemia, rechazó que los menores pudieran salir a dar un paseo con uno de sus progenitores, a lo que el primer ministro Giusepp Conte tuvo que explicar: "No hemos autorizado una hora de paseo a los niños, solo decimos que si un padre va a hacer la compra, puede hacerlo con un niño".