Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

En Israel salen a la calle sin mascarillas en la primera “victoria” contra el coronavirus

  • En Israel salen a la calle sin mascarillas en la primera “victoria” contra el coronavirus
    Desde diciembre, el 53% de la población recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus. En los últimos días, el país solo ha registrado unos 200 casos diarios de COVID-19. En Israel salen a la calle sin mascarillas en la primera “victoria” contra el coronavirus
  • En Israel salen a la calle sin mascarillas en la primera “victoria” contra el coronavirus
    Desde diciembre, el 53% de la población recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus. En los últimos días, el país solo ha registrado unos 200 casos diarios de COVID-19. En Israel salen a la calle sin mascarillas en la primera “victoria” contra el coronavirus

Desde diciembre, el 53% de la población recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus. En los últimos días, el país solo ha registrado unos 200 casos diarios de COVID-19.

 

Un año después de que se impusiera su uso obligatorio, los israelíes han comenzado a quitarse las mascarillas con cautela al aire libre. Con más de la mitad de la población completamente vacunada, el Gobierno les ha eximido de la obligación a partir de este domingo, aunque su utilización seguirá siendo exigida en espacios cerrados. 

Israel vuelve a la vida de antes de la pandemia, al menos de puertas para fuera. La supresión de la obligatoriedad de las mascarillas coincide con el levantamiento de las últimas restricciones en el sistema educativo: el regreso a clase de todos los alumnos de primaria y la eliminación de los grupos burbuja y aulas desdobladas. El reto que afrontan ahora las autoridades sanitarias es garantizar que los ciudadanos sigan observando las normas de distancia física y protección en los espacios cerrados. “Todos tenemos que llevar una mascarilla en el bolsillo para usarla cuando sea necesario”, ha alertado el coordinador nacional contra la pandemia, el médico Nachman Ash.

El certificado vacunal o pase verde es la principal herramienta con la que cuentan los responsables de la salud pública. Este salvoconducto digital permite a los inmunizados acceder a hoteles,  instalaciones deportivas, auditorios culturales o al interior de bares, restaurantes y salas de fiestas. Y viajar sin tener que someterse a cuarentena a países como Grecia o Chipre, que han suscrito los primeros acuerdos turísticos bilaterales, con la condición de presentar un test PCR negativo a su llegada a destino.