Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Asesinaron a balazos al embajador ruso en Turquía

Ocurrió en Ankara, cuando Andrey Karlov fue asesinado por un policía local de 22 años en momentos que daba un discurso en una galería de arte. Putin: Atentado “es una provocación” contra lazos entre Rusia-Turquía y la paz en Siria

El embajador de Rusia en Turquía, Andrei Karlov, fue asesinado a balazos durante un evento en una galería de arte de la capital turca.

El agresor fue abatido por agentes turcos poco después del atentado, una de las reacciones más graves que se produjeron en Turquía como consecuencia de la guerra civil en Siria. "¡No se olviden de Alepo, no se olviden de Siria! A menos que nosotros estemos todos seguros, ustedes tampoco sentirán seguridad. ¡Vuelvan, vuelvan! Todos aquellos que comparen esta opresión y tortura pagarán por ello", gritó el atacante tras balear a Karlov.

En las imágenes de televisión del momento del ataque, que ya circulan por las redes sociales, se ve al agresor, un hombre alto, vestido con traje oscuro, camisa blanca y una corbata negra, como si fuera un escolta. "Solo la muerte me llevará de aquí", exclamó el hombre, después de gritar varias veces "Alahu Akbar" (Dios es Grande, en árabe).

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró que el asesinato del embajador ruso en Ankara busca torpedear las buenas relaciones con Turquía y el arreglo pacífico del conflicto en Siria.

“El crimen es, sin lugar a dudas, una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria”, dijo Putin al reunirse con el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov.

Putin recordó que ese proceso es apoyado “activamente por Rusia, Turquía, Irán y otros países interesados en el arreglo del conflicto sirio”.

“La respuesta al asesinato del embajador ruso en Turquía será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo. Y los bandidos lo sentirán en sus propias carnes”, destacó.

Tachó de “vil” el asesinato del diplomático de 62 años, Andréi Karlov, y adelantó que ha acordado con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, una investigación conjunta de lo ocurrido en el centro de Ankara.

“Debemos saber quién está detrás del asesino”, dijo Putin, que ha encargado garantizar tanto la seguridad de las legaciones diplomáticas rusas en Turquía como las turcas en territorio de este país.

También alabó la figura del embajador ruso en Ankara, “un extraordinario diplomático” que mantenía buenas relaciones con las autoridades y otras fuerzas políticas turcas, y que le acompañó personalmente durante su último viaje a ese país.