Vivas al rey y abucheos al Gobierno durante la celebración del 12-O