Un asteroide del tamaño de un automóvil acaba de rozar a la Tierra