Region:
América
Category:
Política

Fuerte debate entre Hillary y Sanders antes de las primarias en NY

Region:
América
Category:
Política
Publication date:
Print article

El Estado de Nueva York es el que más delegados atribuye después de California, cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata hay 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos

Los candidatos demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrentaron en Nueva York en un tenso debate presidencial.

A pocos días de las elecciones primarias en este estado, segundo del país en número de delegados, el senador por Vermont cuestionó la "capacidad de juicio" de Clinton a la hora de tomar decisiones.

En ese sentido, Sanders recordó que la exsecretaria de Estado votó "a favor de la guerra en Irak" y de "acuerdos comerciales que costaron millones de puestos de trabajo en Estados Unidos".

Clinton, de 68 años, replicó de inmediato, acusó a su rival de lanzar un "ataque engañoso".

"El senador Sanders dijo que no estoy calificada. Me han llamado muchas cosas en mi vida, pero nunca así.

Cuestiona mi capacidad de juicio, bueno, el pueblo de Nueva York me votó dos veces para ser su senador y el presidente Obama me eligió como su secretaria de Estado", afirmó en este noveno debate entre ambos aspirantes demócratas a la Casa Blanca.

Según sondeos difundidos el martes, Clinton tiene una ventaja de dos dígitos sobre el senador de Vermont para los comicios del 19 de abril, en los que necesita un triunfo claro tras haber perdido en siete de las últimas ocho primarias.

Sanders, de 74 años, oriundo de Brooklyn y quien se autodenomina "socialista democrático", aspira a realizar un buen desempeño en este estado, a su vez hogar adoptivo de Clinton, quien fuera senadora por Nueva York entre 2001 y 2008.

A pesar de la encuesta de la universidad Quinnipiac que concede a Clinton 53% de las intenciones de voto contra 40% para Sanders, y otro sondeo, de NY1 Baruch, que le otorga también 13 puntos de ventaja (50% contra 37%), Sanders no pierde la esperanza de dar una sorpresa.

"Creo que tenemos una sorpresa para el establishment (sistema establecido). Cuando veo esta multitud, creo que vamos a ganar aquí en Nueva York el próximo sábado", dijo Sanders ante miles de personas en un multitudinario acto el miércoles por la noche en el parque Washington Square, en el sur de Manhattan.

Polémicas declaraciones

Clinton tiene una ventaja sobre Sanders de 1.790 delegados contra 1.113. Se requieren 2.383 delegados para obtener la nominación en la convención demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

El Estado de Nueva York es el que más delegados atribuye después de California, cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata hay 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos.

El electorado diverso de la ciudad de Nueva York y los demócratas de mejor posición económica favorecen a Clinton, mientras que Sanders se apoya en las comunidades menos favorecidas y los jóvenes.

En los últimos días ambos contendientes han subido el tono de sus ataques cruzados, y una nueva polémica surgió el jueves tras las declaraciones de un simpatizante de Sanders, el médico Paul Song, en el acto en Manhattan, en las que afirmó que los estadounidenses tenían que dejar de elegir de "prostitutas demócratas vinculadas con las empresas" y optar más bien por "Bernie-crates".

Song pidió disculpas rápidamente por sus palabras, precisando que apuntaba a "algunos (miembros) del Congreso.

Pero la campaña de Clinton exigió que el propio Sanders se pronunciase, algo que el senador hizo el jueves al condenar declaraciones "inapropiadas e irrespetuosas".

El 19 de abril también se celebrará la primaria republicana en Nueva York, con el magnate Donald Trump como favorito, de acuerdo con los sondeos.

Trump, quien hizo su fortuna en Manhattan y es muy conocido en este Estado, tiene 55% de las intenciones de voto, contra 20% para el gobernador de Ohio, John Kasich, y 19% para el senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz, según Quinnipiac.

El sondeo NY1/Baruch es aun más favorable a Trump: le atribuye 60% de las intenciones de voto, contra 17% a Kasich y 14% a Ted Cruz.