Region:
América
Category:
Turismo

Fort Lauderdale aplica nuevas reglas para el alquiler de casas vacacionales

Region:
América
Category:
Turismo
Publication date:
Print article

La esperanza es que la ordenanza logre limitar el número de ocupantes de las residencias y mitigar impactos como el ruido excesivo y el estacionamiento en la calle

La ciudad de Fort Lauderdale intenta combatir el ruido y la molestia que estarían causando las "fiestas salvajes" de inquilinos que alquilan residencias para pasar sus vacaciones. Desde el 1 de noviembre, se implementarán nuevas reglas para los alquileres de vacaciones en la ciudad. La comisión votó por unanimidad aprobar la nueva ordenanza el martes.

La ordenanza "Alquiler Temporal" establece que la comisión encontró "ciertos usos transitorios de inmuebles residenciales que tienden a afectar el carácter residencial de la comunidad."Los vecinos se habían quejado de que las casas eran ocupadas por más personas de las que realmente cabían y que muchas de las fiestas terminan afectando la convivencia en la ciudad. La ordenanza, entonces, limitará el número de inquilinos que puedan alojarse en una casa.

Los propietarios que alquilan sus casas a los turistas ahora deben registrarse en la ciudad, pagar las cuotas de inscripción y seguir las nuevas regulaciones que incluyen límites de ocupación.La ordenanza propuesta pidió un tope de 10 personas por casa, pero los dueños de propiedades de alquiler argumentaron que este número fue arbitrario.

La ordenanza municipal aprobada el martes permite un máximo de dos personas por dormitorio, además de dos personas adicionales en áreas comunes. En sus contratos de alquiler, los propietarios también deben aconsejar a los vacacionistas sobre las ordenanzas municipales de ruido, la ubicación del hospital más cercano, los días y horarios de recogida de basura, e incluso, proporcionar un aviso sobre la temporada de anidación de tortugas marinas.

Además, los propietarios deben designar a una persona que vive a 25 millas de la casa para que actúe como un contacto de emergencia para reportar cualquier aviso de violación de la norma.

La esperanza es que la ordenanza mitigará impactos como el ruido excesivo y el estacionamiento en la calle.