Región:
España
Categoría:
Sociedad

Toque de queda en Barcelona para contener brotes de coronavirus

  • Toque de queda en Barcelona para contener brotes de coronavirus
    El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña autorizó aplicar el toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana hasta el próximo 23 de julio en Barcelona Toque de queda en Barcelona para contener brotes de coronavirus

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña autorizó aplicar el toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana hasta el próximo 23 de julio en Barcelona y en los municipios de más de 5.000 habitantes con una incidencia superior a los 400 casos por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días.

La Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra desalojaron las playas de Sant Miquel y Sant Sebastián que a la una en punto de esta pasada madrugada reunían a unas 2000 personas, la gran mayoría jóvenes extranjeros de vacaciones, impasibles y ajenos al toque de queda. La policía de Barcelona desde la playa de San Miquel, al final de la calle de Pepe Rubianes, y la policía de Catalunya desde Sant Sebastián, en la plaza del Mar, fueron barriendo los arenales y alrededores de grupos que acataron a regañadientes, pero obedientes, la orden de ir caminando en dirección montaña, sin posibilidad alguna de adentrarse en las callejuelas de la Barceloneta.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña autorizó aplicar el toque de queda entre la 1 y las 6 de la mañana hasta el próximo 23 de julio en Barcelona y en los municipios de más de 5.000 habitantes con una incidencia superior a los 400 casos por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días.

La medida involucra principalmente a los municipios del área metropolitana de Barcelona y de la provincia homónima, aunque también están incluidas muchas localidades de la costa y las ciudades de Girona, Tarragona y Lérida.

El tribunal se decantó por esta decisión “a pesar de su tan acentuado alcance territorial y personal” y “a fin y efecto de salvaguardar y preservar los derechos a la vida y a la protección de la salud y la estabilidad del sistema sanitario”, indicó.

“Todo ello en razón a la tan penosa resultancia de índices epidemiológicos que nos dejan en tan mal lugar a todos, sobre todo si se tiene en cuenta la resultancia por franjas de edad”, plantearon los jueces.

Si bien la duración del confinamiento nocturno se estableció hasta el 23 de julio, la medida podría extenderse en base a la evolución epidemiológica.

De este modo, Cataluña se convirtió en la segunda región española después de Valencia en volver a implantar un toque de queda para frenar la propagación del coronavirus.

En tanto, Cantabria, Extremadura y Navarra se encuentran pendientes de la aprobación judicial para aplicarlo en partes de su territorio, mientras que el tribunal de Islas Canarias rechazó aplicar la medida en el archipiélago.