Región:
Europa
Categoría:
Política

Una alerta por un avión ruso interrumpe la visita de Pedro Sánchez a la OTAN en Lituania

  •  Una alerta real ante la presencia de una aeronave no identificada en el entorno del espacio aéreo báltico interrumpió este jueves el acto que estaba protagonizando el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en la base de la OTAN en Siauliai (Lituania).
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda Una alerta real ante la presencia de una aeronave no identificada en el entorno del espacio aéreo báltico interrumpió este jueves el acto que estaba protagonizando el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en la base de la OTAN en Siauliai (Lituania).

Una alerta real ante la presencia de una aeronave no identificada en el entorno del espacio aéreo báltico interrumpió este jueves el acto que estaba protagonizando el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en la base de la OTAN en Siauliai (Lituania).

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, han visto este jueves cómo se ha interrumpido una rueda de prensa conjunta que estaban dando desde la base de Siauliai, donde hay tropas españolas en misión de la OTAN. Nauseda estaba hablando cuando se ha acercado un grupo de militares para retirar los atriles y pedir a los mandatarios que abandonasen el hangar. Otro operario se ha acercado al Eurofighter que estaba detrás de Sánchez y Nauseda. Según fuentes gubernamentales, los militares han tenido una alerta real y dos aviones han tenido que salir de forma urgente, ya que había al menos una aeronave rusa no identificada, y las tropas de la Alianza Atlántica han despegado para comunicarle que no puede violar el espacio aéreo de las repúblicas bálticas. Unos 25 minutos después, la rueda de prensa conjunta se ha reanudado desde la misma base militar.

Según fuentes gubernamentales, estaba previsto que tras la rueda de prensa los Eurofighter hicieran un simulacro. Pero los cazas de la OTAN salen habitualmente de esta base lituana cuando se acercan aviones no identificados para evitar que entren en el espacio aéreo báltico, que es lo que ha sucedido este jueves. Mientras Sánchez y Nauseda estaban en plena rueda de prensa, un militar ha llegado al hangar al grito de “alfa”, lo que implica que existía una alerta real. Conforme al protocolo, las aeronaves deben despegar al instante y estar en vuelo en menos de 15 minutos para comunicarse con los aviones no identificados y avisar de que no pueden estar en ese espacio aéreo.