Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

GOL ofrece a sus clientes la posibilidad de compensar las emisiones de carbono de sus vuelos

  • GOL ofrece a sus clientes la posibilidad de compensar las emisiones de carbono de sus vuelos
    GOL es la mayor aerolínea nacional de Brasil y será la primera de América Latina en ofrecer a sus clientes, a partir del 5 de junio, la posibilidad de compensar voluntariamente las emisiones de carbono de sus viajes.  GOL ofrece a sus clientes la posibilidad de compensar las emisiones de carbono de sus vuelos

En colaboración con MOSS, GOL ofrecerá a sus clientes la posibilidad de comprometerse con la Compañía en la neutralización de emisiones de carbono, a partir del 5 de junio, una iniciativa pionera en Brasil.

 

GOL es la mayor aerolínea nacional de Brasil y será la primera de América Latina en ofrecer a sus clientes, a partir del 5 de junio, la posibilidad de compensar voluntariamente las emisiones de carbono de sus viajes. 

Comprometida con la protección del medio ambiente y la reducción del impacto de la aviación en el cambio climático global, GOL estableció una asociación estratégica con MOSS, la mayor plataforma de créditos de carbono del mundo, para que los clientes puedan neutralizar sus emisiones. La compensación se realizará a través de MCO2, el primer token verde realmente global respaldado por blockchain, que fue creado por MOSS para neutralizar las emisiones de CO2 mediante el apoyo a proyectos medioambientales certificados que operan en el Amazonas.

En este primer momento, quienes elijan volar con GOL recibirán, tras la compra del ticket aéreo, un correo electrónico postventa de la aerolínea con el cálculo de la emisión de carbono del trayecto y todas las pautas que permiten la compensación. Los clientes que se inscriban serán dirigidos al sitio web de MOSS, moss.earth y comprarán MCO2, que utiliza la tecnología blockchain para proporcionar transparencia y seguridad a las transacciones. 

Al final de la transacción, se generará una certificación digital con todos los detalles de cómo y dónde se compensan sus emisiones. El servicio es válido para vuelos nacionales e internacionales operados por la Compañía, tanto adquiridos a través de los canales digitales de GOL como a través de agencias de viajes acreditadas y para compras con millas Smiles.  

Próximamente, además de la compensación de CO2 por el proyecto MOSS para la conservación de la selva amazónica, los clientes de GOL tendrán una segunda opción de proyecto medioambiental para asignar sus créditos de compensación. Se trata de un proyecto de reforestación, apoyado por GOL, cuyo objetivo es producir biocombustibles.

"Para GOL, la asociación con MOSS para la compensación individual de carbono por parte de los clientes establece un nuevo capítulo en el mercado de la aviación nacional. Se trata de un lanzamiento muy significativo que sitúa a la Compañía a la vanguardia de las cuestiones relacionadas con la preservación del medio ambiente en el sector", afirma Eduardo Bernardes, Vicepresidente comercial, de marketing y clientes de GOL.

Para tener una idea de las cifras de las emisiones individuales, en el caso de un viaje entre la ruta Congonhas (San Pablo) - Santos Dumont (Rio de Janeiro) la emisión relacionada con el viaje de un pasajero es, en promedio, de 34 kg de carbono, cuya compensación costaría aproximadamente R$ 10. 

Luis Felipe Adaime, fundador y director general de MOSS, explica que toda la compensación de los créditos de carbono se realiza apoyando proyectos ambientales en Brasil. "Desde que creamos el MOSS hace un año, ya hemos destinado más de 13 millones de dólares en proyectos de conservación en la selva amazónica. Nuestra asociación con GOL nos ayudará a llegar a más gente y a ampliar nuestro trabajo con proyectos de preservación del medioambiente", afirma.

GOL y los clientes: responsabilidad compartida
Si bien los clientes tienen ahora la posibilidad de actuar directamente en la preservación del medio ambiente compensando la huella de carbono de sus vuelos, la aerolínea sigue invirtiendo en medidas que contribuyan a una solución definitiva en la cuestión de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), como por ejemplo, el desarrollo de biocombustibles, así como la búsqueda de ganancias de eficiencia en sus operaciones, las mejores prácticas en la planificación y ejecución de los vuelos y la renovación constante de la flota con aviones más eficientes.

La asociación con MOSS, cuyo primer proyecto se anuncia hoy, es otro resultado de la incansable búsqueda de GOL por establecer acciones efectivas que minimicen el impacto ambiental generado por su negocio, apuntando a un balance de carbono cero para 2050, al que se ha comprometido de manera pionera en América Latina.
Desde 2012, GOL promueve activamente la implantación de la cadena de valor del bioqueroseno en Brasil y, en paralelo, apoya proyectos de producción de biocombustibles en diferentes regiones del país. Al momento, ya se realizaron más de 360 vuelos con bioqueroseno.

"GOL ha monitoreado y reportado voluntaria y públicamente sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 2010 y busca, de manera continua, implementar mejoras operativas, adoptar nuevas tecnologías y mejorar los procedimientos que puedan contribuir a reducir sus impactos", explica Pedro Scorza, comandante y asesor de proyectos ambientales de GOL.

En 2019, por ejemplo, las emisiones totales de gases de efecto invernadero de GOL fue equivalente a 3,6 millones de toneladas de CO2. 

GOL trabajó activamente junto al gobierno brasileño, en la construcción de la posición nacional para las definiciones de las obligaciones asumidas por la industria y sus países de origen, relacionadas con el CORSIA (Sistema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional). Esto exige un crecimiento neutro de las emisiones en las operaciones internacionales a partir de 2020 o a su compensación obligatoria.

"Los créditos de carbono son, por tanto, una solución importante y transitoria en la descarbonización de nuestra industria, pero no la única", añade Scorza. GOL sigue invirtiendo, año tras año, en la renovación de la flota y en la mejora constante de la eficiencia operativa, tanto en vuelo como en tierra, y también contempla los combustibles de aviación sostenibles (bioqueroseno) como una solución factible en Brasil, capaz de reducir definitivamente sus emisiones.