Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Taiwán es un aliado indispensable en la prevención epidémica mundial y en el camino hacia la recuperación

  • Taiwán es un aliado indispensable en la prevención epidémica mundial y en el camino hacia la recuperación
    La experiencia de prevención epidémica democrática del “Modelo de Taiwán” se ha convertido en un modelo para la prevención epidémica mundial. Taiwán es un aliado indispensable en la prevención epidémica mundial y en el camino hacia la recuperación

Petición de apoyo a la plena participación de Taiwán en las reuniones, mecanismos y actividades de la Organización Mundial de la Salud

Desde 2020 la grave pandemia del COVID-19 ha provocado un gran impacto en la salud y la vida de todas las personas. En la actualidad, todo el mundo sigue depositando sus esfuerzos para hacer frente a la pandemia, la cual ha infectado a más de 100 millones de personas y ha dejado cerca de 3 millones de fallecidos.

Al cumplirse un año desde que el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declarase el COVID-19 como una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII), todas las partes siguen clamando la importancia de la unidad en la lucha contra la pandemia.

En este sentido, Taiwán, que sigue recibiendo apoyo tanto de los aliados diplomáticos como de los países de ideas afines, todavía no ha sido invitado a volver a participar en calidad de observador en la Asamblea Mundial de la Salud (AMS), y aunque la participación técnica en la OMS ha experimentado una ligera mejora, aún dista mucho de ser suficiente para cubrir las necesidades reales de Taiwán. Basado en todo lo anterior, hacemos un cordial llamamiento para que la OMS admita plenamente la participación de Taiwán en las reuniones, actividades y mecanismos relacionados con la OMS, adhiriéndose a los principios de profesionalidad y neutralidad.

       
La experiencia de prevención epidémica democrática del “Modelo de Taiwán” se ha convertido en un modelo para la prevención epidémica mundial. El Gobierno de Taiwán ha implementado de forma continua el espíritu de “Taiwán puede ayudar y Taiwán está ayudando”, con el que se ha granjeado la aprobación y elogios de la comunidad internacional. El COVID-19 ha provocado que dicha comunidad haya reconocido la necesidad e importancia de la participación de Taiwán en los mecanismos de cooperación de la prevención epidémica mundial y haya apoyado con un vigor sin precedentes la participación de Taiwán en la OMS. En las reuniones de la AMS de mayo y noviembre del 2020, los líderes y oficiales gubernamentales de alto rango de los EE. UU., Japón, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Países Bajos y Suecia, así como más de 1.700 parlamentarios de más de 80 países apelaron a la OMS para que admitiera a Taiwán. Asimismo, los medios de comunicación internacionales redactaron más de 3.500 reportajes y artículos positivos de Taiwán, por lo que la visibilidad internacional de Taiwán y los gestos a favor de Taiwán se han incrementado considerablemente.

  
La cooperación internacional es la única manera de frenar la pandemia con éxito, por lo que ningún país puede enfrentarse a ella por sí solo. Taiwán tiene la voluntad y la capacidad de convertirse en un aliado indispensable de la comunidad internacional para la recuperación pospandémica, y seguirá promoviendo su participación sistemática en la OMS, adhiriéndose al espíritu de profesionalidad, pragmatismo y contribución. De ser así, más países se verían beneficiados y contribuiría a que tanto la OMS como la cooperación internacional en contención de la epidemia fuera más eficaz.

 

Taiwán puede ayudar
1.    Seguir compartiendo la exitosa experiencia en la prevención epidémica del “Modelo de Taiwán”:
2.    Respaldados por las sólidas capacidades médicas y de salud
3.    Participación conjunta en la reforma de la OMS y la respuesta ante pandemias globales
4.    Construir conjuntamente una era pospandemia más resiliente
Todavía existe un gran margen de mejora en la participación de Taiwán en la OMS 
1.    Es menester que la OMS acepte plenamente la participación de Taiwán en la OMS de manera que éste no se convierta en una laguna latente en el sistema global de la lucha contra el COVID-19 
2.    El enlace de Taiwán en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) debería propiciar contacto global inmediato 
3.    La Oficina Regional para el Pacífico Occidental (WPRO, siglas en inglés) de la OMS ha rechazado interactuar con Taiwán y ha categorizado indebidamente la información de Taiwán bajo China 
4.    Es menester mejorar la participación de Taiwán en las reuniones técnicas de la OMS

Conclusión
La pandemia ha hecho que el mundo reconozca que las enfermedades infecciosas no conocen fronteras. En el pasado Taiwán ha tenido que hacer frente a toda clase de epidemias por sí solo, de modo que es consciente de la importancia de la asistencia mutua. En este sentido, Taiwán tiene la voluntad de trabajar junto con la OMS y todas las naciones para sobreponerse a las adversidades. Asimismo, Taiwán se mantiene inalterable en su determinación de participar en las cooperaciones médicas y sanitarias internacionales, reiterando su llamado a la OMS a adherirse a su imparcialidad profesional, rechazar las injerencias políticas indebidas e invitar a Taiwán a participar en la AMS en calidad de observador. Solo el Gobierno electo por el pueblo de Taiwán puede representar y defender el derecho de los 23,5 millones de taiwaneses en la OMS. Por este motivo, la OMS debe hallar una manera adecuada para lograr una participación sistematizada y cabal de Taiwán en todas las reuniones, mecanismos y actividades de la OMS. Asimismo, abrigamos la esperanza de que los amigos de los diversos sectores internacionales continúen respaldando firmemente la participación de Taiwán en la red sanitaria mundial, permitiendo que Taiwán siga haciendo aportes activos en la era de la pospandemia.