Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

Coronavirus: Reabren los casinos y salas de juego de Buenos Aires 

  • Coronavirus: Reabren los casinos y salas de juego de Buenos Aires 
    Se trata de las salas de juego del Hipódromo de Palermo y del Casino Flotante de Puerto Madero Coronavirus: Reabren los casinos y salas de juego de Buenos Aires 

Se trata de las salas de juego del Hipódromo de Palermo y del Casino Flotante de Puerto Madero

Después de siete meses de permanecer cerrados, reabren  salas de juego del Hipódromo de Palermo y del Casino Flotante de Puerto Madero. La decisión final se terminó de tomar durante este fin de semana después de varios diálogos entre las autoridades de Lotería de Buenos Aires (Lotba), a cargo de Martín García Santillán, y del ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós.

En esta primera etapa el protocolo las salas podrán operar entre un 20% y un 30% de capacidad dependiendo de la ventilación que tenga cada una. Cuando la ventilación sea "natural", es decir sin la necesidad de aires acondicionados, se podrá tener un máximo de un 30% de la capacidad.

A los jugadores se les pedirá que firmen una declaración jurada de que no están infectados con el nuevo coronavirus, como requisito para poder ingresar en las salas de juego que durante el día de hoy fueron inspeccionadas para obtener la autorización de regreso a la actividad.

Cuando sea lugares cerrados, tendrá que tener una capacidad máxima habilitada de un 20% del total, siempre y cuando el establecimiento cuente con renovaciones de 40 m3/h por personas, sin recirculaciones. Esto mismo es lo que se establece para los aires acondicionados de los transportes de larga distancia.

"En todos los casos, se deberá garantizar renovaciones de 40 m3/h por persona por medio de inyección y extracción de aire forzada y se permitirá complementar renovaciones faltantes con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado portatil tipo HEPA", sostiene el documento al que tiene acceso este medio y que se publicará mañana por la mañana.

Pero no solo eso, además de la renovación de aire obligatoria, en las salas de juego no se podrá tomar bebidas o comer alimentos. En cuanto a las máquinas tragamonedas que hay en el Hipódromo Argentino de Palermo (explotado Hpasa SA, de Federico de Achával) y el Casino Flotante (explotado por Nortia, Hapsa SA e Invertclub) tendrán que tener una separación de una máquina entre una y otra habilitada. Esto es para mantener el distanciamiento social entre los jugadores.

Acrílicos separadores y tapabocas
A eso se le sumará que en los juegos de paño, como es el caso de la ruleta o el black Jack, los jugadores y el crupier tendrán que estar separados por un acrílico para evitar que haya mayor exposición. En todo momentos jugadores y personal del casino tendrán que usar barbijo o tapabocas. Tampoco se permitirá el ingreso de las personas que no apuesten dentro de la sala.