Región:
Argentina
Categoría:
Deportes
Article type:
Enfoques

Alejandra Oliveras, la campeona del mundo que tiende su mano a las familias que sufren 

  • Alejandra Oliveras, la campeona del mundo que tiende su mano a las familias que sufren 
    Alejandra “Locomotora” Oliveras en un merendero Alejandra Oliveras, la campeona del mundo que tiende su mano a las familias que sufren 
Región:
Argentina
Categoría:
Deportes
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Héctor Heredia @hectorheredia33
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

La séxtuple campeona mundial de boxeo, Alejandra “Locomotora” Oliveras, continúa recorriendo los barrios más humildes de distintas localidades de la provincia de Santa Fe para ayudar a las familias que más sufren las consecuencias económicas y sanitarias debido al COVID 19.  Decidió desafiar a los peligros de la pandemia y salió a colaborar porque, según dijo, sabe lo que sufren las personas que no tienen para comer porque ella también padeció esa traumática carencia durante su niñez. 

Alejandra Oliveras carga todos los fines de semana su vehículo con alimentos, medicamentos, barbijos, ropa y productos de desinfección e higiene que ella reparte en persona en los hogares más vulnerables de la provincia de Santa Fe. Se trata de donaciones que vecinos y comerciantes le acercan para que ella se encargue de entregarlas en donde hacen falta. 

Cuando arriba a cada uno de los destinos a los que extiende su labor solidaria, la “Locomotora” es recibida con cariño y admiración por su generosidad y por su exitosa trayectoria deportiva que la coloca en un lugar de privilegio histórico. 

Oliveras es la argentina más destacada en la historia del boxeo femenino local por haber obtenido seis coronas mundiales. Sin embargo, su reconocimiento también se extiende al plano internacional ya que también fue premiada con dos récords Guinness. Uno por haber sido la primera pugilista del mundo que logró un pentacampeonato, marca con la que igualó al invicto estadounidense Floyd Mayweather, también poseedor de cinco títulos mundiales y considerado una de las figuras más extraordinarias que prodigó la mencionada disciplina deportiva. 

El segundo récord Guinness le fue concedido a Oliveras cuando se ciñó su sexta corona en 2019.
La “Locomotora”, quien está radicada en Santa Fe, revela que cuando se inició la pandemia sintió muchas ganas de ayudar. “Me motivó el pedido de auxilio, las necesidades de la gente que yo también las viví en carne propia cuando era chica”, relata. 

Es por esa razón que los sábados y domingos los dedica a recorrer barrios santafecinos de distintas localidades de la provincia en los que las carencias son acuciantes. “Hemos ido con El Team de la Locomotora (así llama a quienes la acompañan) a Vera, Santo Tomé, Sauce Viejo, Alto Verde, Rincón y a otros pueblos y ciudades a llevar las donaciones que la generosidad de la gente nos acerca”, describe Oliveras con mucho entusiasmo. 

La campeona aclara que esta tarea solidaria está únicamente animada por   “ el amor al prójimo, porque es un sentimiento que no tiene precio y me hace muy feliz de darle una mano a quien la necesita”, comenta. 
En cada una de las visitas, Oliveras siente el afecto de la gente que le retribuye con mucho cariño la labor que está realizando. “Me brindan mucho amor, mucho respeto y me demuestran admiración. Me pasa con mujeres de todas las edades, con los hombres y con los niños… me hacen realmente muy feliz”, afirma con un tono de inocultable alegría.

En la actualidad, Alejandra Oliveras trabaja en su propio gimnasio donde recibe a personas de todas las edades y géneros a los que les brinda un fuerte estímulo para practicar boxeo con la finalidad de sentirse sanos y saludables. 

La “Locomotora” dice que va a continuar colaborando aún después de que la pandemia esté controlada cuando aparezca la vacuna. Reafirma que es un compromiso que la colma de plenitud espiritual. “Ayudar de corazón nos hace felices y hacemos felices a los demás. Me encantaría que nos contagiemos todos del hábito de abrazar al otro, aunque no lo conozcamos, y decirle que lo queremos”, concluye la séxtuple campeona del mundo que afronta una nueva pelea con el deseo de que nadie sufra hambre y privaciones como ella vivió cuando era apenas una nena.