Región:
Europa
Categoría:
Política

Discrepancias en el gobierno español por la salida del rey emérito

  • Los desencuentros entre PSOE y Podemos ante la situación de tensión política generada por la salida del rey emérito Juan Carlos I de España han tensionado la relación de los dos partidos miembros de la coalición de gobierno.
    Yolanda Díaz, sobre el rey Juan Carlos: La imagen es muy mala para España Los desencuentros entre PSOE y Podemos ante la situación de tensión política generada por la salida del rey emérito Juan Carlos I de España han tensionado la relación de los dos partidos miembros de la coalición de gobierno.

Los desencuentros entre PSOE y Podemos ante la situación de tensión política generada por la salida del rey emérito Juan Carlos I de España han tensionado la relación de los dos partidos miembros de la coalición de gobierno.

Esta discrepancia se ha ahondado tras las declaraciones de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que ha señalado este miércoles que la imagen de España tras la salida del rey emérito del país por las informaciones que le apuntan “es muy mala”.

Díaz ha indicado, en rueda de prensa, que no le compete hablar sobre ello, pero subrayó que actualmente “hay mucha sensibildiad” en cuanto a los modelos “de exigencia, de transparencia, de carácter ético en todas” las instituciones del Estado, de ahí que entiende que “en todas ellas ha de ser igual”, al tiempo que consideró que es lo que “está pidiendo la sociedad española”.

Lo primero que ha querido recordar la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, al ser preguntada por la marcha del Rey emérito de España es que ella se debe al acuerdo de Gobierno alcanzado por Unidas Podemos y el PSOE. Pero ha aclarado que “legítimamente cada formación política tiene sus opiniones sobre muchas materias”.

Los desencuentros entre PSOE y Podemos ante la situación de tensión política generada por la salida del rey emérito Juan Carlos I de España han tensionado la relación de los dos partidos miembros de la coalición de gobierno. Mientras los socialistas tratan de reforzar la monarquía como institución tras la decisión de Juan Carlos, los morados, encabezados por el vicepresidente segundo del Ejecutivo y líder de la formación, Pablo Iglesias, califican la actuación del emérito de “huida indigna”.

La decisión del rey emérito de irse a vivir fuera de España deja a la monarquía en una posición muy comprometida, afirmaba Iglesias en su cuenta de Twitter, donde añadía que la España del siglo XXI ya no tolera la corrupción ni el privilegio.

La vicepresidenta primera del Gobierno de Pedro Sánchez, la socialista Carmen Calvo, ha salido al paso este  miércoles tras las declaraciones de su compañero de Ejecutivo para afirmar que Juan Carlos “no huye de nada, porque no está inmerso en ninguna causa”, a la vez que ha remarcado que esta decisión “no significa ningún cambio en la Jefatura del Estado” ni en la labor de Felipe VI “en su papel constitucional”.

”Creemos que es absolutamente bueno para la institución y, naturalmente, para Felipe VI en su trabajo impecable por nuestro país, en un presente y en un futuro que va a necesitar de la unidad y la coordinación” para hacer afrontar la pandemia y la recuperación social y económica.