Región:
América
Categoría:
Política

Crisis del petróleo: Jaque mate de Trump a Maduro

  • Crisis del petróleo: Jaque Mate de Trump a Maduro
    La Casa Blanca ordena a las empresas petroquímicas que cierren sus operaciones en Venezuela y les da hasta diciembre para salir del país. Crisis del petróleo: Jaque Mate de Trump a Maduro

La Casa Blanca ordena a las empresas petroquímicas que cierren sus operaciones en Venezuela y les da hasta diciembre para salir del país.

Trump sigue avanzando en su lucha contra Nicolás Maduro. En los mismos días que se conoció el desplome de los mercados del crudo, el Gobierno de Estados Unidos ordenó a las petroleras norteamericanas la salida completa de Venezuela antes de final de año.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros, encargada de aplicar las sanciones, renovó las licencias de las petroleras estadounidenses que quedan en negocios conjuntos con la venezolana PDVSA solo hasta final de año. Sin embargo, no sin mostrar su rechazo a través de duras restricciones.

En un permiso de renovación de licencias fue dado a Chevron; Halliburton; Schlumberger Limited; Baker Hughes, y Weatherford International, hasta el 1 de diciembre para finalizar sus operaciones de mantenimiento.

Sin embargo, deben cesar inmediatamente todas las operaciones de perforación, procesamiento, compra o venta de crudo o productos derivados.

La licencia hace énfasis en que está totalmente prohibido la «perforación, extracción o procesamiento, la compra o venta, el transporte o envío de cualquier petróleo o productos derivados del petróleo de origen venezolano».

A lo que suma otras limitaciones com «el diseño, construcción, instalación, reparación o mejora de pozos u otras instalaciones o infraestructuras en Venezuela o la compra o provisión de bienes o servicios» y la «contratación de personal o servicios adicionales».

Es importante recordar que Trump también prohíbe el gobierno estadounidense la exportación a Venezuela de cualquier diluyente y otros químicos para poder refinar el crudo. El régimen de Maduro padece una escasez crónica de gasolina y gasóleo, utilizado en generadores en hospitales.