Región:
Asia
Categoría:
Tecnología

Taiwan presentó kit portatil para testear coronavirus COVID-19 en 12 minutos

  • Taiwan presentó kit portatil para testear coronavirus COVID-19 en 12 minutos
    La semana próxima se realizarán más ensayos clínicos en hospitales italianos, con el objetivo de obtener la certificación en la Unión Europea en mayo y lanzar el dispositivo en el mercado de Taiwán en junio Taiwan presentó kit portatil para testear coronavirus COVID-19 en 12 minutos

Todo lo que requiere es una gota de sangre (30 ul) del paciente, y el ViroTrack puede producir un resultado en 12 minutos, lo que indica si la persona está portando el virus o se ha recuperado de una infección por COVID-19

Un esfuerzo de cooperación técnica entre Taiwán y Dinamarca ha producido un dispositivo de prueba para el coronavirus COVID-19 que muestra los resultados en solo 12 minutos, pero aún está en la etapa de ensayo clínico, anunció el miércoles el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Taiwán.

El dispositivo, denominado ViroTrack COVID-19 IgM / IgG, fue desarrollado por una startup conjunta de BluSense Diagnostics, con fondos de Taiwán, dijo el ministerio al presentar el kit de prueba en un evento de prensa.

Todo lo que requiere es una gota de sangre (30 ul) del paciente, y el ViroTrack puede producir un resultado en 12 minutos, lo que indica si la persona está portando el virus o se ha recuperado de una infección por COVID-19, dijo el ministerio.

En un ensayo clínico inicial la semana pasada, se analizaron 15 muestras de sangre en el Hospital Hvidovre en Dinamarca, y el rendimiento del dispositivo fue del 90 por ciento en términos de sensibilidad y especificidad, según BluSense Diagnostics.

La semana próxima se realizarán más ensayos clínicos en hospitales italianos, con el objetivo de obtener la certificación en la Unión Europea en mayo y lanzar el dispositivo en el mercado de Taiwán en junio, dijo la compañía.

ViroTrack es portátil y fácil de usar, lo que lo hace adecuado para la detección de COVID-19 en los puertos de entrada, dijo el viceministro de Ciencia y Tecnología Shieh Dar-bin (謝達斌) en el evento de prensa, y agregó que espera que se pueda suministrar a los países que tienen capacidad de prueba limitada.

El dispositivo también será valioso en el rastreo de contactos en las comunidades para identificar pacientes asintomáticos, según la vicepresidenta ejecutiva de BluSense, Jessie Sun (孫偉芸).

ViroTrack funciona comprobando los anticuerpos humanos inmunoglobulina M (IgM) e Inmunoglobulina G (IgG) para determinar la etapa de la infección, según el presidente de BluSense Diagnostics, Filippo Bosco.

La IgM es el anticuerpo humano más grande y generalmente el primero en aparecer en la respuesta a la exposición inicial a un antígeno, mientras que la IgG es la más prolífica y actúa como protección contra la infección bacteriana y viral.

En los casos de COVID-19, la IgM aparece alrededor del cuarto día de la infección, lo que significa que puede indicar casos sospechosos, mientras que la IgG aparece el décimo día o más tarde, lo que indica si el paciente se ha infectado o se está recuperando, Bosco dijo.

Con la ayuda de esos indicadores, los profesionales médicos pueden determinar si un paciente se ha recuperado y puede ser dado de alta del hospital, lo que es mucho más eficiente que las actuales pruebas basadas en la reacción en cadena de la polimerización (PCR), dijo.

En la actualidad, las pruebas de PCR y anticuerpos son las principales formas de pruebas de COVID-19 a nivel mundial, mientras que ViroTrack usa suero sanguíneo, según Shieh.

BluSense Diagnostics, una startup financiada conjuntamente por Taiwán y Dinamarca, tiene su base de investigación bioquímica en Copenhague y su centro de investigación y desarrollo de hardware y software, así como una planta de fabricación en Taoyuan, norte de Taiwán.