Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Taiwán se convirtió en un "dolor de cabeza" para la OMS pese a que ha logrado contener el coronavirus COVID-19

  • Taiwán se convirtió en un "dolor de cabeza" para la OMS pese a que ha logrado contener el coronavirus COVID-19
    Taiwán, una pequeña isla cercana a China, ha sido uno de los pocos lugares del mundo que ha logrado contener el coronavirus. Taiwán se convirtió en un "dolor de cabeza" para la OMS pese a que ha logrado contener el coronavirus COVID-19

Parecería una contradicción médica y geográfica: Taiwán, una pequeña isla cercana a China, ha sido uno de los pocos lugares del mundo que ha logrado contener el coronavirus.

A diferencia de lo que pasa en el resto del mundo, la isla (de 24 millones de habitantes) solo ha reportado en tres meses cinco muertes y 322 casos de covid-19 y en la mayor parte han sido contagios importados.

No fue necesario allí ni siquiera tomar las drásticas medidas que se han implementado en el resto del planeta.

Por semanas, expertos y revistas médicas han alabado su estrategia para hacer frente a la pandemia que hasta el martes 31 de marzo ha dejado más de 42.000 muertos y más de 850.000 casos de contagio en el mundo.

Sin embargo, uno de los pocos organismos que se ha mostrado reacio a reconocer la labor de Taiwán es la propia institución que coordina a nivel global la respuesta a la epidemia: la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y es que, dada su compleja relación con China (Pekín y Taipéi se ven a sí mismos como los herederos del gobierno legítimo de una nación unificada) Taiwán no pertenece oficialmente a la OMS.

Por años, el gobierno chino ha intentado evitar la presencia de la isla en foros internacionales, y muchos organismos multilaterales y países evitan relacionarse con ella para evitar la furia de Pekín, que considera que Taiwán es parte de su territorio único e indivisible.

Y estos tiempos de coronavirus no han sido la excepción para que la división política vuelva a generar controversia y a envolver en ella a organismos internacionales.

El pasado fin de semana, cuando un alto funcionario de la OMS pareció evitar preguntas sobre Taiwán en un programa de televisión que se volvió viral.

El sábado, la televisora RTHK, de Hong Kong, transmitió una entrevista con Bruce Aylward, el subdirector general de la OMS, quien habló con la periodista Yvonne Tong a través de una videollamada.

En el segmento, Tong le preguntó si la OMS reconsideraría permitir que Taiwán se uniera a la organización.

Tras un largo silencio, Aylward le respondió que no podía oírla y le pidió que pasara a la siguiente pregunta.

Pero Tong lo presionó nuevamente: le dijo que le gustaría hablar sobre Taiwán.

En este punto, Aylward pareció colgar la videollamada.

Cuando la periodista llamó nuevamente, le preguntó otra vez si podía comentar sobre la respuesta de Taiwán al coronavirus.

A lo que Aylward respondió: "Bueno, ya hemos hablado de China".