Región:
Europa
Categoría:
Política

Reino Unido va este jueves a las urnas con el Brexit como tema prioritario

  • Reino Unido va este jueves a las urnas con el Brexit como tema prioritario
    El tory tiene como eslogan "Get Brexit done" (hagamos el Brexit de una vez), y la del Labour a real change (por un cambio auténtico). Reino Unido va este jueves a las urnas con el Brexit como tema prioritario


 Una mayoría absoluta conservadora se traduciría en la salida de la UE el 31 de enero, con un periodo de transición hasta diciembre del 2020, durante el cual Johnson ha prometido concluir la futura relación comercial sin necesidad de pedir prórroga (objetivo que los expertos consideran poco plausible). Si gana el Labour, Corbyn dice que negociará una fórmula diferente para la salida, dentro del mercado único y la unión aduanera, y la someterá a consideración en un segundo referéndum como alternativa a la permanencia.

Serán las primeras elecciones generales en el mes de diciembre desde 1923. Se elegirán 650 diputados para el Parlamento, además del nuevo primer ministro. Aunque no existe la elección directa del premier, el partido con más escaños en Westminster formará gobierno y el segundo será oposición. La prioridad del nuevo Parlamento será resolver la crisis del Brexit.

Cumpliendo con la tradición, las elecciones se realizarán un jueves laboral y escolar. Las urnas estarán abiertas desde las 7:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. Una vez cerrada la jornada empezará el conteo en todo el país, el cual se extenderá hasta las primeras horas del viernes. 

Qué proponen  Johnson y Corbyn:
 
El tory tiene como eslogan "Get Brexit done" (hagamos el Brexit de una vez), y la del Labour a real change (por un cambio auténtico).

Johnson ha repetido machaconamente que una vez fuera de la UE el país podrá dedicarse a resolver sus demás problemas, y que votar al Labour es votar a un socialismo radical que acabará con la economía de mercado y convocará dos referéndums, uno sobre el Brexit y otro sobre Escocia. Corbyn ha dicho con la misma insistencia que Boris privatizaría la sanidad pública y se la vendería a pedazos a los amigos de Trump.

Johnson difícilmente podría cumplir la de concluir un acuerdo comercial con la UE en el tiempo récord de once meses, y no está claro que el estado de las finanzas le permitiese reducir impuestos. Corbyn tendría que subirlos de manera muy sustancial, o empeñar al país, para pagar los más de 500.000 millones que promete en inversiones públicas.