Región:
América
Categoría:
Política

El Aissami, número dos de Nicolás Maduro, consideró las sanciones de EEUU como una “miserable e infame agresión”

El vicepresidente venezolano Tareck El Aissami se pronunció a través de la red social Twitter luego de que Estados Unidos impusiera sanciones financieras en su contra.

El Aissami dejó entrever su orgullo al expresar que la acusación y sanciones decididas en su contra por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, las asume en lo personal como un reconocimiento a su condición de revolucionario antiimperialista. “Concentrémonos en las prioridades del gobierno revolucionario: recuperación y crecimiento económico y, garantizar la paz y felicidad social”, escribió el dirigente en una serie de tuits. El Gobierno estadounidense, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés), ordenó el congelamiento de cualquier activo que El Aissami pudiese tener en Estados Unidos, además de la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de hacer transacciones con él. El lunes, Estados Unidos impuso sanciones financieras al vicepresidente de Venezuela, al que acusa de tráfico de drogas, congelando todos sus activos en territorio estadounidense. El Tesoro estadounidense acusa a El Aissami de facilitar, proteger y supervisar grandes cargamentos de droga desde Venezuela con destino a México y Estados Unidos mientras fungía como ministro del Interior y gobernador del estado Aragua. Doce horas después de que el Departamento del Tesoro anunciara la inclusión del vicepresidente de Venezuela y su testaferro, Samark López, en la lista de sancionados por su relación con el narcotráfico, el número dos del régimen reaccionó con una intensa campaña en las redes sociales y a través de Twitter donde aseguró tener su “ moral intacta”; manifestó mayor firmeza, convicción antiimperialista y mayor conciencia chavista”. Mucho más temprano Samark López colgó un breve comunicado en su web, que lo presenta como un “prominente empresario” interesado en el progreso de su país. “El listado no contiene ninguna evidencia fáctica o justificación legal respecto a la razón por la cual Samark Lopez debe ser colocado en ese listado, más allá de que Samark Lopez y Tareck El Aissami se conocen personalmente. El listado parece estar motivado políticamente”, afirma. La oposición tampoco se había pronunciado. El secretario general de la coalición Mesa de la Unidad, Jesús Torrealba, prometió que la alianza daría a conocer un comunicado. El Gobierno de Venezuela, a través de la canciller Delcy Rodríguez, calificó la medida como “arbitraria y extraterritorial” y cerró filas con el vicepresidente, a quien se refirieron como un exitoso criminólogo y el responsable, durante su gestión como ministro del Interior (2008-2012) de la captura de 102 capos de la droga y la extradición a Estados Unidos de 21 narcotraficantes.