Región:
Europa
Categoría:
Política

España: Rajoy e Iglesias reafirman liderazgo partidario

Podemos y PP realizaron sus congresos. La coincidencia de que ambos se realizaran el mismo fin de semana responde a la pretención del líder de Podemos, Pablo Iglesias, por marcar un contraste del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

Podemos enfrentaba una puja por el liderazgo puertas adentro del partido, su intención de mostrar unidad ha sido recurrente durante la presentación de este fin de semana. Al otro lado, el PP se ha consolidado como primera fuerza política de España gracias a las grietas que presenta la izquierda, donde se encuentra Podemos y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).
El clamor de Podemos cambió, en muy poco tiempo de tomar el poder al grito de "Sí se puede" a exigir la unidad de sus líderes. Era un partido nuevo, con ideas frescas y que aspiraba a revolucionar el sistema político español. Pero en sólo doce meses el duro enfrentamiento entre su cúpula dejó al partido cerca de la banalización que aporta cualquier show televisivo, los seguidores temian que derivara en una pugna sin solución desmembrando a la agrupación ante los medios de comunicación.
Hasta el inicio del Congreso ya habían votada más de 150 mil inscritos, de más de 400 mil, en la elección de la secretaria general del partido, a la que sólo aspira Pablo Iglesias, así como las listas de la Ejecutiva nacional y las propuestas políticas a desarrollar en las próximos meses. Lo que estaba en juego era una consulta para elegir el sistema de votación en la Asamblea ciudadana: Iglesias plantea decidir en forma conjunta proyectos políticos y candidaturas mientras que el número dos del partido, Íñigo Errejón, número dos de Podemos y cara visible del fracaso político del espacio en las elecciones del 20 de diciembre. Con todo el poder en manos de Pablo Iglesias se espera un retorno al culto a las movilizaciones y al enfoque antisistémico.
Por cuarta vez consecutiva, y como estaba previsto, Mariano Rajoy, actual Jefe de Gobierno español, fue elegido como presidente del PP durante el congreso nacional que la formación conservadora celebrado en Madrid. Su candidatura, la única presentada, fue confirmada luego de que Rajoy presentara su discurso en el que se refirió al PP como "un partido español, orgulloso de su país", y a España como "uno de los mejores países para vivir".
"Solo quiero dar las gracias a quienes han apoyado mi candidatura. Para mí es un honor, porque llevo en este partido toda mi vida", dijo el mandatario de 61 años en una breve alocución tras ser votado por el 95.65 por ciento de los asistentes al congreso. Rajoy llamó también a defender "la épica de la prudencia y la aventura de la serenidad", rasgos de su estilo político, frente a "ligerezas y frivolidades": una alusión al "populismo y el extremismo" en España y en Europa.
Con un estilo sin estridencias, el licenciado en Derecho preside el partido desde 2004, siendo capaz de desprenderse de rivales internos y lastres políticos en el PP, incluido su mentor, el ex presidente, José Maria Aznar.