Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Viernes cósmico

Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado tres fenómenos astronómicos tendrán lugar casi al mismo tiempo: un eclipse de Luna, una Luna de Nieve y el paso del cometa 45P. Se dejarán ver en la mayor parte del mundo.

Los 3 fascinantes fenómenos astronómicos que ocurren al mismo tiempo entre este viernes y el sábado: El eclipse de Luna se produce cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol; La Luna de Nieve es el nombre que se le da a la primera luna llena de febrero, ya que en esa época, en el hemisferio norte, es cuando caen las nieves más pesadas y unas pocas horas después del eclipse, el cometa 45P pasará a una distancia de 0,08 unidades astronómicas de la Tierra (cerca de 12 millones de km), la distancia más cercana desde 2011.
El eclipse de Luna se trata de una alineación, hace que la sombra de la Tierra se proyecte sobre la Luna. El que podremos observar hacia el fin de semana es un eclipse lunar penumbral (menos espectacular que un eclipse total) y que se produce cuando la sombra externa de la Tierra cae sobre la Luna. Según la NASA, el eclipse será visible en Europa, África, el oeste de Asia y en el este de América del Sur y del Norte. Comienza a las 22:34 GMT y termina a las 02:53 GMT.
La Luna del lobo, también llamada Luna de la nieve, es el nombre que recibe en algunos países de América del Norte y Europa la luna llena de febrero. Este años será vista desde las 16:44 GMT del viernes hasta las 07:30 GMT del sábado 11 de febrero.
.Por útimo, el "cometa de Año Nuevo", cuyo nombre oficial es 45P/Honda–Mrkos–Pajdušáková, se acercará a la Tierra en la medianoche del viernes a la distancia más corta desde el 2011, pasando a tan solo 12 millones de kilómetros de nuestro planeta. Descubierto en 1948, este cometa hace su aparición cada cinco años y cuarto. El cometa recibió este sobrenombre debido a que se le pudo ver en el cielo a finales de diciembre del año pasado, aunque a una mayor distancia. Tiene la 'cabeza' de color azul y verde y la cola en forma de abanico. Se le podrá ver cerca de la constelación Hércules. Si se lo pierde esta vez, la próxima oportunidad será en 2022.