Región:
Mundo
Categoría:
Economía

El Presidente de Uruguay visitó Alemania y habló de impulsar el Mercosur

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, llegó a Alemania en busca de un acercamiento y mayor cooperación con el país germano. Se presentó como un socio facilitador para cerrar un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Mercosur.

La canciller alemana, Angela Merkel, enfatizó en un mensaje de video previo a la llegada de Vázquez, el interés de su país por cerrar un acuerdo justo entre ambos bloques, que considere los intereses de Europa tanto como los de los países que integran el Mercosur. Las próximas negociaciones entre ambos bloques tendrán lugar en marzo. La tradición democrática, la apertura, la estabilidad y seguridad jurídica marcan al Uruguay con un papel diplomático y facilitador en América del Sur y Latinoamérica. La visita es muy importante para la ampliación de mercados, el objetivo central de empujar a favor de un acuerdo comercial entre ambos bloques nace de la búsqueda que resulte en una transformación del Mercosur que represente ganancias para todos. Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay demandan a Europa una mayor apertura del sector agropecuario, mientras que los países de la Unión Europea reclaman al Mercado Común del Sur una mayor apertura en los mercados de servicios, de manufacturas y en las compras gubernamentales.

Tabaré aseguró que el país es pionero ciertas áreas y puede aportar interesantes experiencias. Por ejemplo, "en la política de drogas, en donde Uruguay ha seguido un camino muy discutido a nivel internacional, regulando el consumo de la marihuana". En Alemania se está discutiendo digitalizar la educación, poner más computadoras en las aulas. "Eso es algo que Uruguay implementado desde hace 10 años con el famoso Plan Ceibal, un ejemplo positivo que ha enfrentado desafíos y problemas", recordó. "También ofrece experiencias interesantes en temas como la formalización del trabajo doméstico". Uruguay implementó políticas que, con todas las diferencias entre ambas naciones, podrían inspirar a ciertas reformas necesarias en Alemania.

Uruguay se presentó como una potencia en energías renovables. El pequeño país sudamericano se convertió en la primera nación de América Latina y una de las pocas en el mundo en abastecer buena parte de su demanda de electricidad a partir del viento. Otra afinidad entre ambos países es buscar un crecimiento productivo sustentable, mientras que América del Sur basó su estrategia de crecimiento en la última década y media en el extractivismo, Uruguay, al no tener petróleo ni gas, impulsó una revolución a favor de las energías renovables. Uruguay quiere, necesita abrir mercados, pero también necesita cooperación en el ámbito científico y tecnológico con proyectos que lleven al país a un mayor desarrollo.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, se comprometieron a impulsar las negociaciones entre la UE y el Mercosur, con vistas a un ansiado acuerdo de libre comercio. Uruguay está destinado a ser un "motor" en las negociaciones entre Bruselas y el grupo de países integrados en el Mercosur, indicó la líder alemana en una comparecencia conjunta con el mandatario sudamericano, de visita oficial en Alemania.