Región:
América
Categoría:
Política

Sillicon Valley contra Trump

El presidente de los Estados Unidos continúa sumando frentes de conflicto. Ahora, quienes presentan argumentos contra las políticas del magnate, son las grandes marcas y empresas ubicadas al norte de California: Sillicon Valley.

El Silicon Valley aloja muchas de las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación (start-ups), algunas de las cuales figuran en la lista Forbes 500. Hoy muchas de ellas se muestran en pie de guerra frente al polémico decreto migratorio de Trump. Google, Facebook, Twitter, pero también Levi's defienden la importancia de los inmigrantes para EEUU. De Apple a Zynga, las grandes de Silicon presentaron este domingo un documento en el juzgado número 9 de San Francisco para mostrar su malestar por el decreto con el que el presidente Donald Trump vetó la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. Mientras la mayor parte del país estaba paralizado siguiendo la final de Super Bowl, el partido con más audiencia del año, en la Bahía de San Francisco se fraguaba una alianza para frenar unos planes que, según sus cálculos, dañan sus negocios. Según Silicon Valley Index, en 2016, el 37,4% de los empleados de estas empresas eran extranjeros. Las líderes de la economía digital en la zona sostienen que el decreto supone "un cambio súbito de las normas que regulan la entrada en Estados Unidos, lo que supone un daño significativo a las empresas estadounidenses. Perjudica la capacidad de las empresas de atraer buen talento, aumenta los costes asociados a las empresas; y hace más difícil que las compañías puedan competir en los mercados internacionales; y da a las empresas globales un nuevo y significativo incentivo para que creen operaciones -y contraten nuevos empleados- fuera de Estados Unidos". Añaden además, que "la orden ejecutiva viola la ley y la Constitución". Las ausencias son tan notables como polémicas. No están ninguna de las empresas de Elon Musk, ni Tesla ni SpaceX. Cabe recordar que es el único directivo de nuevo cuño que sigue en el consejo económico del presidente. Tampoco han firmado WeWork, cuyas oficinas compartidas son muy populares en la zona, pero se han expandido por todo el mundo, así como cuatro veteranas que ya están sufriendo críticas y rechazo en redes sociales: HP, el embrión de Silicon Valley con su garaje de Palo Alto, IBM, Yahoo y Oracle. El escrito de Silicon Valley, un eje de innovación donde la inmigración se considera un elemento central de la identidad de las tecnológicas, se produce además tras una semana de protestas en todo el país contra el decreto.