Región:
América
Categoría:
Sociedad

México ¿Hacia la Cannabiszación?

Con 77 votos a favor, 5 en contra y 3 abstenciones quedó aprobada el pasado 7 de enero en la Constitución de la Ciudad de México el uso medicinal del cannabis, si bien condicionaron su puesta en marcha a cuando la ley federal en la materia entre en vigor.

La Asamblea Constituyente de Ciudad de México aprobó el uso medicinal de marihuana, de ésta manera se convierte en otro Estado que se suma a la liberación para consumo controlado y con objetivos terapéuticos: aliviar el dolor, facilitar la relajación muscular y estimular el apetito, entre otras facultades.

La marihuana fue criminalizada en casi todo el mundo a comienzos del siglo XX, como en Gran Bretaña, donde el cannabis fue ilegalizado en 1928, tras adherirse a la Convención Internacional del Opio que se acordó en Ginebra en 1925. Pero la tendencia mundial está cambiando esta historia, si bien las leyes suelen contemplar penas por tráfico, cultivo o posesión para consumo propio, la dureza de las penas está sufriendo cierta flexibilización dentro de una lista de países que consideran las propiedades del cannabis médico o medi-wiet. La historia del uso de la marihuana medicinal se remonta a las fases primigenias de la medicina y la farmacología, todo cannabis que contenga una cantidad efectiva de cannabinoides activos (es decir, que no sea cáñamo industrial) puede considerarse cannabis medicinal si se usa para dicho propósito. El redescubrimiento en décadas recientes de las ventajas naturales de la marihuana como medicina están llevando a un resurgimiento en su utilización.

Si bien avanza el visto bueno para el consumo medicinal, en el mundo son escasos los Gobiernos que han liberado el consumo de esta planta al uso recreativo, libre comercialización, autocultivo y comercialización. El dilema está en la incapacidad de control, la falta de educación acerca de las responsabilidades y consecuencias del consumo. Por ejemplo, los Países Bajos es el único país de la Unión Europea donde se permite legalmente la venta de marihuana y sus derivados en locales con licencia denominados coffee shops.

En los países en que está penalizado, la policía intercepta o confisca cargamentos ilegales que se transportan como contrabando, e incluso pequeñas cantidades que puedan ser consideradas para consumo propio. Ninguna de estas medidas parece suficiente para desbaratar el negocio del tráfico ilegal, los viveros ilegales de plantaciones de marihuana crecieron en los últimos años de forma significativa. Frente al tradicional cultivo doméstico destinado fundamentalmente al uso particular, proliferaron instalaciones industrializadas, dotadas de potentes sistemas iluminación, secado y riego que producen al por mayor. Los viveros ilegales de marihuana aumentan al calor de las buenas perspectivas económicas que proporcionan, la relativa benevolencia del Código Penal de cada país hacia este delito y las dificultades para detectar las plantaciones irregulares. La delgada línea roja se encuentra entre estos dos puntos, veamos el caso de Puerto Rico, donde el Instituto Costarricense sobre Drogas asegura que el cannabis es cada vez más consumido, principalmente entre la juventud, al punto que ya desplazó al cigarrillo común. La reglamentación en la isla es una de avanzada y recoge lo mejor de los estados en que se ha autorizado el uso medicinal de la planta. No obstante, el mercado negro de la planta continúa en alza.

Según expertos esta actividad es fácil, no necesita grandes infraestructuras de financiación, redes organizadas para el contrabando a través de fronteras o complejos sistemas de almacenamiento. Es sencillo montar un vivero hogareño, solo necesita agua y luz. Si quieres traer marihuana desde Marruecos necesitas un sistema muchísimo más complejo.

El pasado 5 de noviembre del 2015, la Suprema Corte de Justicia de México presentó la sentencia en la que concedió amparo a cuatro personas para que puedan cultivar, poseer, transportar y consumir cannabis con fines recreativos. Estas cuatro personas son miembros de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), un club que defiende el derecho humano de libertad de elección frente al consumo de la marihuana.

La situación respecto a la legalidad de la marihuana y su uso es una discusión y punto de choque constante. Prácticamente en todos los países se han hecho leyes para regular el cultivo, posesión, comercialización y consumo de la hierba. Sin embargo, estas leyes varían de país en país, y específicamente en México las leyes prohíben su venta, consumo y posesión, aun así, las recientes reformas podrían ser el indicio de una legalización total, posibilidad que genera enorme controversia.