Región:
Mundo
Categoría:
Economía

Se desploman las acciones de Samsung tras el escándalo del Galaxy Note 7

Los persistentes y peligrosos casos de combustión que está sufriendo el teléfono Galaxy Note 7 de Samsung Electronics han obligado a la compañía a anunciar la suspensión de sus ventas y a pedir que no los enciendan por seguridad

Las acciones de Samsung Electronics han caído un 8,04% en la Bolsa de Seúl tras anunciarse la suspensión global de ventas y reemplazos de su teléfono Galaxy Note 7 ante el peligro de igniciones espontáneas a causa de baterías defectuosas.

Al cierre de la negociación en el país asiático el precio de los títulos del gigante tecnológico surcoreano se desplomaron hasta los 1,545 millones de wones (1.241 euros), frente a los 1,68 millones de wones (1.348,5 euros) en los que cerró el lunes en el parqué local.

El gigante surcoreano de la electrónica anunció ayer la suspensión de las ventas del Galaxy Note 7 en todo el mundo mientras trabaja con las autoridades reguladoras para solucionar la situación.

La empresa instó además a los propietarios de los terminales, tanto originales como reemplazados, a que los apaguen y no los usen.

Samsung, valor de referencia del mercado bursátil local, detuvo recientemente la producción de su nueva 'phablet' de alta gama tras informarse de incendios en dispositivos distribuidos para sustituir a su vez a modelos afectados por una avería de este tipo.

El conglomerado surcoreano comenzó a vender el teléfono el pasado 19 de agosto, pero a principios de septiembre anunció una retirada sin precedentes tras informarse de más de una treintena de casos de igniciones en algunos terminales en diversos países.

A la llamada a revisión le siguió a mediados de septiembre la entrega de reemplazos que, no obstante, varios medios han informado que han sufrido incendios en Corea del Sur, Estados Unidos o Taiwán, lo que ha llevado a la compañía a pedir a operadoras y minoristas de todo el mundo a que cesen las ventas y reemplazos.