Región:
América
Categoría:
Política

Comienzan a declarar los testigos en el juicio para destituir a Dilma Rousseff

El Senado de Brasil comienza a decidir el destino de la presidenta Dilma Rousseff, suspendida desde mayo y que puede ser finalmente destituida la semana próxima, lo que confirmaría en el poder al ahora mandatario interino, Michel Temer

Comienza formalmente el juicio político a Dilma Rosseff en una audiencia en la que serán oídos ocho testigos -dos de la parte acusatoria, seis de la defensa-; el lunes comparecerá la presidenta en la sesión para defenderse de los "crímenes de responsabilidad fiscal" y responder preguntas de los senadores, y entre el martes y el miércoles el Senado deberá votar una sentencia.

El resultado también definirá el futuro del presidente en ejercicio, Michel Temer, ex vice de Dilma y acusado de traidor y golpista por el Partido de los Trabajadores (PT) de la presidenta. Si ella es condenada, Temer será confirmado al mando del Palacio del Planalto y debería permanecer en el poder hasta el fin del actual mandato, el 31 de diciembre de 2018.

Rousseff está acusada de maniobras fiscales para maquillar el informe de las cuentas públicas en su gestión de 2014 y 2015.

En caso de que Dilma Rousseff sea despojada de su cargo, Temer seguirá en la Presidencia hasta el 1 de enero de 2019, cuando finaliza el actual mandato, pero si el Senado absuelve a la mandataria, esta recuperará el poder una vez que se publique la sentencia.

La decisión definitiva se prevé que será tomada entre el martes y el miércoles próximos, después de unas maratonianas audiencias que empezarán este jueves con la comparecencia de dos testigos de la parte acusadora y otros seis presentados por la defensa, que desde hoy estarán recluidos e incomunicados en un hotel de Brasilia.

Todas las sesiones serán dirigidas por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Ricardo Lewandowski, quien actúa como garante constitucional del proceso, que la mandataria y sus seguidores han calificado desde el inicio como un "golpe de Estado" cuajado en el Parlamento.

►Brasil: Las fechas claves de la recta final del juicio a Dilma

Una vez que sean escuchados los ocho testigos, lo cual se prevé que concluirá la noche del viernes o la madrugada del sábado, el juicio será retomado el lunes, cuando Dilma Rousseffcomparecerá personalmente para presentar su defensa.

"Voy al Senado porque creo en la democracia. Debo eso al pueblo brasileño. No voy porque creo en la belleza de mis ojos. Tengo absoluta claridad de lo que están haciendo. Sé que es una injusticia y mi presencia es muy incómoda, extremadamente incómoda", declaró Rousseff este martes, en un acto con cientos de sus partidarios.

En la que será su primera y única comparecencia al Senado desde el pasado 12 de mayo, cuando fue suspendida de sus funciones y se instauró el juicio político, la mandataria dispondrá de media hora para exponer sus alegatos.