Región:
Mundo
Categoría:
Economía

Bonos argentinos tuvieron ofertas por US$ 67.000 millones

El Gobierno busca obtener unos 15.000 millones de dólares en títulos públicos para pagarle el viernes próximo a los fondos buitre, tal como se comprometió ante la Justicia de Nueva York

Argentina recibió órdenes por más de 67.000 millones de dólares el lunes para la venta de bonos, en un auspicioso regreso a los mercados internacionales de crédito tras un alejamiento de 15 años.

El país, durante años un paria de la plaza internacional de bonos por haber entrado en 'default' en el 2001, pudo seducir a inversores tras anunciar una emisión de 10.000 a 15.000 millones de dólares en varios tramos de bonos, con la que espera pagar parte de la deuda con sus acreedores holdout.

La fuerte demanda de los títulos de deuda, a ser colocados el martes, le permitió a Argentina fijar guías de tasas de interés en línea con el optimismo existente, dijo IFR, un servicio financiero de Thomson Reuters.

"Es fantástico que Argentina acceda al mercado", dijo John Baur, un gerente de cartera de Eaton Vance, quien agregó que "esto es un paso muy importante en mejorar el futuro económico" del país.

Los fondos que se recauden se destinarán al pago de los acreedores "holdout" -aquellos que no participaron en reestructuraciones previas de deuda declarada en default- que recientemente llegaron a acuerdo con Buenos Aires.

Los tenedores de bonos impagos, liderados por Elliott Management y Aurelius Capital, recibirán alrededor del 75 por ciento de lo que reclamaron bajo el acuerdo con Argentina.

"Es uno de los pocos casos de reforma positiva en el espacio de los mercados emergentes, donde se está viendo una liberalización económica", dijo Baur, agregando que no es algo "que se esté viendo mucho en el mundo".

El país estableció una guía mejorada de rendimiento en el área de 6,25 a 6,75 por ciento para el tramo a 3 años y en el área de 8 por ciento para el bono a 30 años, según IFR.

La colocación está prevista para el martes y las calificaciones esperadas para la emisión son B3/B- por parte de Moody's y S&P.

Argentina además está ofreciendo un papel a 5 años con un rendimiento en la guía de entre 6,875 y 7,125 por ciento; y un bono a 10 años a entre 7,5 y 7,625 por ciento.

Los coordinadores globales de la operación son Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander, mientras que BBVA, Citigroup y UBS actúan como encargados conjuntos de los libros.