Región:
América
Categoría:
Política

Trump propone bloquear las remesas para que México pague el muro

Obama, criticó el plan del aspirante republicano Donald Trump de bloquear las remesas que recibe México de sus inmigrantes en EE.UU. si ese país no accede a pagar un muro en la frontera

Donald Trump, favorito entre los aspirantes republicanos para la candidatura presidencial, reveló al diario The Washington Post que planea forzar a México a pagar por el muro con la amenaza de cortar el envío de remesas de los mexicanos que viven en Estados Unidos a su país. Ésa es una de las principales fuentes de divisas de México, la segunda economía de América latina.

El muro de Trump es ya un ícono de la campaña presidencial. Aquí se lo conoce ya directamente como "el muro". Ha sido su promesa más concreta y reiterada, un eje de su candidatura y la política más discutida de la campaña. Su plan, esperado por meses, desató una condena inmediata, que recorrió el mundo político en Washington, desde la Casa Blanca hasta la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La polémica por el muro era el prólogo de otro amargo trago: Trump se aprestaba anoche a coronar una semana para el olvido, con una casi segura derrota en la primaria de Wisconsin a manos de su rival directo, el senador ultraconservador por Texas Ted Cruz. La mayoría de las encuestas anticipaba su derrota.

Uno de los primeros en hablar del plan de Trump fue el presidente Barack Obama, que defenestró la idea en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. Ante una pregunta de un periodista, Obama insistió en la perplejidad de líderes extranjeros, que le preguntan "constantemente" sobre lo que se escucha en la campaña presidencial. Tras criticar el plan de Trump, dijo que era impracticable.

"La idea de que vamos a seguir cada giro de dinero por Western Union que está siendo enviado a México... buena suerte con eso", ironizó Obama.

Al finalizar, lanzó un ataque directo a la credibilidad de la candidatura del magnate inmobiliario, el segundo en menos de una semana.

"Tenemos problemas serios. Tenemos grandes temas en todo el mundo. Las personas esperan que el presidente de Estados Unidos y los funcionarios electos traten seriamente estos problemas, propongan políticas que hayan sido examinadas, analizadas, que sean efectivas, donde las consecuencias no deseadas hayan sido tenidas en cuenta. No esperan nociones cocinadas a medias de la Casa Blanca. No nos podemos permitirnos eso", cerró. La semana anterior, Obama había dicho que Trump no entendía el mundo.

El secretario de Estado, John Kerry, ya había señalado que Trump era una "vergüenza" para Estados Unidos ante el mundo.

El magnate propuso usar una disposición de la ley patriota, que ha proporcionado el andamiaje legal para los programas de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional y la lucha contra el terrorismo, a fin de frenar transferencias monetarias a México hasta que Los Pinos concrete "una pago de una vez de entre 5000 y 10.000 millones de dólares", según un memo al que tuvo acceso The Washington Post.

En un atípico comentario sobre la elección presidencial en Estados Unidos, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, también fustigó el proyecto del muro en la frontera. Dijo que sería un síntoma de debilidad, al contrario de la fortaleza que intenta proyectar Trump.

"La construcción de un muro sería un síntoma de debilidad muy grande; por suerte hay sólo un candidato que lo piensa, pero definitivamente es algo grave", afirmó Almagro.