Región:
América
Categoría:
Sociedad

Allanan en Brasil la casa del ex presidente Lula y lo llevan a declarar

Unos 200 agentes de la Policía Federal y 30 auditores, avanzan con 44 órdenes: 33 de registro y 11 de declaración en São Paulo, Rio de Janeiro y también en Bahía

La Policía Federal brasileña ha registrado este viernes el domicilio particulardel expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, la casa de uno de sus hijos y otras residencias cuya propiedad se le atribuye a su familia, según han informado fuentes oficiales. La operación se enmarca en las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras y fue ordenada por el juez federal Sergio Moro, que está a cargo de las averiguaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares de las arcas de la petrolera.

Móviles policiales y de la Justicia llegan hasta la vivienda del hijo del exmandatario. Hay 44 órdenes de registro y de toma de declaraciones en la investigación por lavado de divisas y pedido de favores a contratistas del Estado.

En una nueva etapa de la investigación por el Lava Jato, el gran caso de corrupción brasileña, la Policía se encuentra allanando la casa del expresidente Luis Inacio Da Silva, Lula.

La investigación judicial busca información sobre un megaoperativo que consistió en el lavado de divisas.

En esta cuarta etapa del proceso, la Policía Federal de Brasil se encuentra en la casa del expresidente Lula, ubicada en São Bernardo do Campo, São Paulo. Pero en simultáneo, se están produciendo allanamientos en otros puntos de esa ciudad, de Rio de Janeiro y también en Bahía, según da cuenta O Globo.

El procedimiento comenzó a las 6.50 de esta mañana. A esa hora los policías fueron vistos frente al Instituto Lula, en São Paulo.

En la casa del hijo

Según informa Folha, la Policía Federal también ingresó a la casa de su hijo, Fábio Luíz da Silva, también conocido como Lulinha. Allí hay dos autos policiales a las 6 de la mañana y nadie quiso hablar con la prensa.

La Operación Aletheia -"verdad" en griego, tal como se le ha dado en llamar a esta etapa del Lava Jato- investiga si la empresa contratista Bumlai favoreció a Lula.