Región:
Mundo
Categoría:
Política

La ONU aprobó severas sanciones contra Corea del Norte

Incluyen inspecciones obligatorias de toda la carga que entre o salga de Corea del Norte por mar y tierra, una prohibición de las ventas o transferencias de armas de fuego ligeras a Pyongyang

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad las sanciones más severas contra Corea del Norte en dos décadas, reflejando la creciente furia contra Pyongyang por sus recientes ensayos nucleares y de misiles en desafío de una prohibición de toda actividad atómica.

Estados Unidos y China, tradicional aliado del gobierno norcoreano, se pasaron siete semanas negociando las nuevas sanciones, que incluyen inspecciones obligatorias de toda la carga que entre o salga de Corea del Norte por mar y tierra, una prohibición de las ventas o transferencias de armas de fuego ligeras a Pyongyang y la expulsión de diplomáticos del Norte que realicen "actividades ilícitas".

Washington, sus aliados occidentales y Japón presionaron por nuevas sanciones más allá de los programas nucleares y de misiles Norcorea, pero China se mostró renuente a medidas que pudiesen desestabilizar el país y colapsar la economía.

Esperan que las sanciones sean un disuasivo

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, confió hoy en que las nuevas sanciones impuestas a Corea del Norte lleven a su Gobierno a terminar con las provocaciones y volver a negociar con la comunidad internacional.

"La acción unánime de hoy en el Consejo de Seguridad ha enviado un claro mensaje de que Corea del Norte debe volver al cumplimiento completo de sus obligaciones internacionales", dijo Ban en un comunicado emitido por la oficina de su portavoz.

Según el jefe de Naciones Unidas, la "firme respuesta" del Consejo a los últimos ensayos nucleares y con misiles de Pyongyang deben "poner fin al ciclo de provocaciones y llevar a retomar el diálogo".

"El secretario general reafirma su compromiso a trabajar con todas las partes para reducir las tensiones y lograr una verdadera desnuclearización de la península de Corea", señala la nota.

El diplomático surcoreano reiteró además la necesidad de ayuda internacional para salvaguardar las vidas de millones de personas en Corea del Norte y, al mismo tiempo, insistió a Pyongyang en que debe "hacer más por las vidas de su gente".

"Una mejorar genuina en los derechos humanos es la base necesaria para una seguridad y estabilidad a largo plazo", dijo Ban.

Su mensaje va en línea con el expresado por la mayor parte de miembros del Consejo de Seguridad, que tras la aprobación de las nuevas sanciones insistieron hoy en que el objetivo es forzar a las autoridades norcoreanas a abandonar sus programas militares ilegales y volver a la mesa de negociación.

Los quince miembros del Consejo aprobaron por unanimidad una resolución negociada por EE.UU. y China que endurece de forma significativa las medidas en vigor contra Pyongyang, incluyendo restricciones al comercio y una obligación de revisar todos los cargamentos con destino y origen en el país.