Región:
América
Categoría:
Política

Clinton y Trump afianzan su camino rumbo a la Casa Blanca al ganar en Nevada y Carolina del Sur

Jeb Bush anunció ante sus seguidores en Carolina del Sur su decisión de retirarse de las primarias al reconocer los malos resultados en las tres primeras citas: Iowa, Nuevo Hampshire y el estado sureño, donde ayer apenas logró un 8 % de los votos

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton y el polémico magnate Donald Trump salieron fortalecidos en sus aspiraciones presidenciales tras los caucus demócratas en Nevada y los de los republicanos en Carolina del Sur.

Las primarias republicanas en el estado sureño provocaron además que el exgobernador de Florida Jeb Bush decidiera suspender su campaña tras sus malos resultados en Iowa, Nuevo Hampshire y ahora en Carolina del Sur, donde quedó cuarto sin lograr ni un 8% de votos.

En la contienda demócrata en Nevada, y con el 89 % del escrutinio realizado, Clinton obtuvo el triunfo tras recibir el 52,6 % de apoyo frente al 47,3 % que respaldó al senador por Vermont Bernie Sanders.

La victoria de Clinton en Nevada, un estado en el que partía como favorita, fue no obstante ajustada y reflejó la recuperación de Sanders, que los sondeos anticipaban en los últimos días.

En la carrera electoral demócrata, la cita de Nevada figuraba como una parada simbólica, ya que a diferencia de Iowa, donde Clinton venció por la mínima, y Nuevo Hamphsire, donde Sanders ganó con comodidad, el “estado del juego” muestra una mayor diversidad y, por ejemplo, más del 25 % de su población es de origen latino.

En su discurso tras la victoria, Hillary Clinton aseguró que “los estadounidenses tienen derecho a estar enfadados, pero también hambrientos de soluciones de verdad”.

“Algunos pueden haber dudado sobre nosotros, pero nosotros nunca dudamos de nosotros mismos”, dijo en su intervención ante sus seguidores en el icónico hotel Caesars Palace de Las Vegas.

En 2008, Clinton ya obtuvo la victoria en los caucus de Nevada, pero finalmente perdería la nominación presidencial de los demócratas ante Barack Obama.

Por su parte, su oponente, Bernie Sanders, reconoció la victoria de Clinton pero expresó su esperanza de poder cambiar la situación en el “supermartes” del 1 de marzo, cuando se celebren los caucus en Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont (su estado) y Virginia.