Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Histórico abrazo entre el papa Francisco y el patriarca ruso Kirill

Es la primera reunión de un pontífice con un patriarca ruso desde el cisma de 1054

El papa Francisco y el Patriarca ortodoxo ruso, Kirill, se abrazaron y besaron el viernes, en un histórico encuentro casi 1000 años después de la separación de las ramas oriental y occidental del cristianismo.

"Finalmente", dijo el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana al Patriarca Kirill mientras entraban por distintas puertas en un salón del aeropuerto de La Habana para sostener un diálogo privado. "Somos hermanos", agregó.

Ambos líderes religiosos, huéspedes del gobierno de Cuba, están interesados en poner fin a las profundas diferencias de más de un milenio entre sus iglesias y en unirse en un llamado a que acabe la persecución y matanza de cristianos en Oriente Medio.

Casi mil años después de que el cristianismo sufriera su primer gran cisma con la división entre las iglesias de Oriente y Occidente, un papa católico y un patriarca ortodoxo ruso se han reunido este viernes por primera vez: Francisco y Kiril se han abrazado en La Habana durante un encuentro histórico, tras el que han exigido a la comunidad internacional "medidas urgentes" para impedir que los cristianos sean "exterminados" en Oriente Medio.

La reunión ha tenido lugar en el aeropuerto José Martí de la capital cubana, donde el papa Francisco ha hecho escala expresamente para mantener ese encuentro antes de su viaje a México, mientras que el patriarca Kiril está en Cuba como parte de una visita a América Latina.

"Finalmente", ha dicho el papa Francisco cuando se ha encontrado al patriarca ruso en la pequeña sala del aeropuerto en la que habían colocado las dos banderas, del Vaticano y de Rusia, así como un crucifijo. Se han saludado con un abrazo y con besos en las mejillas, antes de empezar a dialogar ante los fotógrafos y cámaras, al principio sin la ayuda de la traducción, sentados en unas sillas blancas y con los intérpretes al lado.

"Está claro que es la voluntad de Dios", le ha dicho Francisco a Kiril, antes de repetir en varias ocasiones. "Somos hermanos". Al patriarca ruso, por su parte, se le ha escuchado comentar que "ahora las cosas eran más fáciles". Posteriormente, los periodistas han salido de la sala para la reunión privada, que ha durado un par de horas
.