Región:
América
Categoría:
Política

Fuerte respaldo de EE.UU. a la propuesta argentina para los holdouts

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, elogió los "esfuerzos de buena fe" del gobierno argentino para resolver el prolongado litigio de la deuda con los holdouts

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, elogió los "esfuerzos de buena fe" del gobierno nacional para resolver el prolongado litigio de la deuda con los holdouts.

Lew habló ayer por teléfono con el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, con quien discutió el progreso en las negociaciones con los acreedores del país que desistieron de participar de los canjes de deuda de 2005 y 2010. El viernes pasado el Gobierno les hizo una nueva propuesta de pago, tras cinco días de intensas negociaciones en Nueva York.

"El secretario Lew elogió los esfuerzos de buena fe de la Argentina para resolver estaprolongada disputa", informó el Departamento del Tesoro en un comunicado, en el que dio cuenta de la conversación entre Lew y Prat Gay.

Lew además "se hizo eco" de la fuerte esperanza que expresó Dan Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa para guiar las negociaciones, de que "todos los acreedores podrán resolver sus diferencias y llegar a un acuerdo con la Argentina".

La charla entre Lew y Prat Gay, dos días después de la presentación de la oferta formal, ofreció otra clara señal de respaldo de parte de la administración Obama al gobierno nacional y elevó la presión sobre los fondos buitre más duros, entre ellos Elliot Management, líder de la ofensiva judicial contra la Argentina, para acercar posiciones y llegar a un acuerdo.

El gesto del gobierno federal de Estados Unidos, con el cual la Casa Rosada ha buscado restaurar las relaciones luego de los cortocircuitos durante la gestión kirchnerista, se suma alrespaldo que brindó Pollack en su comunicado, en el que derrochó elogios para el presidente Mauricio Macri, Prat Gay y el equipo que lideró el secretario de Finanzas, Luis Caputo, en Nueva York. Y también, al aliento que brindó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, la semana pasada.